• Diario Digital | sábado, 04 de julio de 2020
  • Actualizado 16:18

Internacional - ONU

La “pandemia del hambre” afectará a 14 millones de personas en América Latina

Las estimaciones de Naciones Unidas indican que 30 millones de personas pasarán a “situaciones de pobreza” y otros 16 millones en pobreza extrema.
Foto: Tomada de DW.
Foto: Tomada de DW.
La “pandemia del hambre” afectará a 14 millones de personas en América Latina

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas advirtió que 14 millones de personas de América Latina pasarán hambre debido a las medidas que se han tomado en la región por la pandemia del coronavirus.

La irrupción de la enfermedad obligó a los países a ir confinando a sus ciudadanos en las casas, esto tomando el alto grado de trabajo informal que impera en la región.

Según el portal Infobae, en el estudio se detalla que las personas que sufrirán de hambre podrían ser hasta cuatro veces mayor al que se identificó en el 2019, donde se contabilizó 3,4 millones.

“Esto es lo que nosotros hemos llamado la pandemia del hambre (…) estamos en un momento muy complicado, dijo el directo del PMA, Miguel Barreto y consignó Infobae.

La situación se ha podido palpar en diferentes países donde se han adoptado medidas estrictas pero los ciudadanos salen, desesperados, a tratar de buscar alimentos.

Algunos pobladores han optado por colocar banderas rojas o blancas, tal como en El Salvador, para llamar la atención de las autoridades y que les provea de alimentos ante la imposibilidad de ganarse el dinero.

El estudio advierte que las cifras estimadas podrían ser aún peores pues los datos son únicamente de 11 países y se ha dejado fuera a Venezuela donde, se calcula, una de cada tres personas pasó hambre en el 2019.

Se ejemplificó la situación en Haití, donde había un poco mas de 700 mil ciudadanos que no tienen acceso a alimentos de forma regular y prevén que la cifra alcance los 1,6 millones en el 2020.

Por consecuencia del hombre otros problemas se agudizarían como la malnutrición infantil.

“Soy el capitán de la familia (…) un barco que sé hunde”, expresó Dieufete Lebien, un hombre de 57 años que se quedó desempleado en el país caribeño.

Un activista en Colombia, Cristian Pera narró que se habían organizado para entregar víveres a las familias de una zona de la ciudad de Cali y en su recorrido encontraron a un niño que dijo que un vaso de agua era lo único que tenía en el estómago desde hace un día.

Comentarios