• Diario Digital | lunes, 21 de septiembre de 2020
  • Actualizado 14:12

Internacional - Estados Unidos

Policías tirotean a un niño de 13 años con síndrome autista

El menor está ingresado en un hospital con lesiones en el hombro, tobillos, intestinos y vejiga.
Foto: Tomada de la campaña de GoFundMe.
Foto: Tomada de la campaña de GoFundMe.
Policías tirotean a un niño de 13 años con síndrome autista

Un niño de 13 años con síndrome de Asperger —parte del espectro autista— de Salt Lake City, capital del estado de Utah, fue baleado por oficiales de la Policía, situación por la que las autoridades han abierto una investigación.

El menor permanece ingresado en un hospital con lesiones en el hombro, tobillos, intestinos y vejiga, de acuerdo con RT.

La denuncia interpuesta por la madre, Golda Barton, indica que su hijo padece del síndrome Asperger, que de acuerdo con el portal Autism Society es un trastorno que afecta el desarrollo del ser humano en los aspectos de interacción social, comunicación, entre otros.

La progenitora explicó que su hijo tuvo un ataque de “ansiedad grave” debido a que ese día ella iba a salir a trabajar por primera vez en más de un año, por lo que llamó a la Policía para ver si podían ayudarle a controlarlo.

Narró que dos oficiales entraron a la casa y llegaron hasta el cuarto donde estaba el hijo, pero a los pocos minutos comenzaron a gritarle que se tirara al suelo.

“Les dije: está desarmado, no tiene nada, simplemente se enoja y comienza a gritar”, indicó la angustiada madre.

Los policías ignoraron las palabras de la madre, sacaron sus armas de fuego y le dispararon al pequeño en varias ocasiones.

El sargento de la Policía de Salt Lake City, Keith Horrocks informó que los agentes pensaron que el niño “había amenazado a alguien con un arma”, por lo que lo neutralizaron.

Horrocks dijo que después del hecho se revisó en toda la habitación y no localizaron ningún arma, además de que ya se ha abierto una investigación interna por lo sucedido.

Erin Mendenhall, alcaldesa de Salt Lake City, lamentó el incidente y lo calificó como una “tragedia”.

Familiares del niño crearon una campaña por la plataforma de ayuda GoFundMe con la intención de recaudar $100 mil para el tratamiento médico. 

Comentarios