• Diario Digital | jueves, 30 de junio de 2022
  • Actualizado 15:52

Internacionales - Estados Unidos

Salvadoreña con TPS: “Tenemos miedo y sentimos que el Gobierno salvadoreño no nos apoya”

Los hombres amparados en TPS envían mensualmente a sus familias alrededor de $303 al mes, mientras que una mujer envía $226.

tps4
Salvadoreña con TPS: “Tenemos miedo y sentimos que el Gobierno salvadoreño no nos apoya”

La suerte y tranquilidad de más de 195 mil salvadoreños amparados bajo el Estatus de Protección Temporal, conocido como TPS, está en vilo y muchos esperan lo peor.

 “Tenemos miedo. Desde que ganó Trump, hemos vivido en la incertidumbre. Muchos de los que estamos amparados con TPS tenemos más de 16 años de vivir en este país y para nosotros El Salvador no es un lugar seguro”, dijo a El Salvador Times Rosa Romero del Comité de Salvadoreños del estado de New York pro TPS.

Por otro lado, la decisión de Trump, de suspender DACA, el programa que protegió a los menores de edad que llegaron de forma ilegal al país, aumenta la incertidumbre.

“Si el gobierno de Trump termina con el TPS será un impacto negativo para Estados Unidos, para nuestros países, psicológicamente será un impacto negativo para nuestros hijos que no nacieron en El Salvador, las familias serán separadas nuevamente”, dijo Romero.

Y como si fuera poco, la recomendación del  Canciller salvadoreño, Hugo Martínez, de buscar especialistas en migración para prepararse para lo peor, contribuye al clima de desesperanza.

“Se ve bastante negativo el panorama. Todo está en el aire y aunque el gobierno salvadoreño ha hecho algo de su parte, no nos sentimos apoyados, nos sentimos como hijos abandonados”, continúa Romero.


Estados Unidos también pierde 

De acuerdo al último censo realizado por Migration Policy Institute, el año pasado, 204 mil salvadoreños están protegidos por el TPS. Con este estatus, los connacionales han podido permanecer en Estados Unidos y tuvieron posibilidades de encontrar mejores empleos, mejores salarios y estabilidad.

El Centro para el Progreso de las Américas, informó que si termina el TPS, Estados Unidos podría perder $45 billones en ingresos, otros $6.9 billones en contribuciones en una década y por lo menos $428 millones anuales en contribuciones de seguro social e impuestos.

Los hombres amparados en TPS envían mensualmente a sus familias alrededor de $303 al mes, mientras que una mujer envía $226.

“Somos personas trabajadoras, hemos contribuido a la economía de este país y continuamos apoyando a nuestras familias en El Salvador. Algunos hemos logrado establecer empresas, pequeños negocios y si no se renueva el TPS vamos a perderlo todo”, explicó la salvadoreña. 

Los salvadoreños que poseen TPS viven en Los Angeles, San Francisco, en California; en New York, New Jersey, Houston y Washington DC y según Migration Policy Institute, el 86% de los inmigrantes que poseen el estado de protección tienen al menos un hijo nacido en Estados Unidos.

Apoyo en congresistas

Desde junio pasado, representantes de grupos de salvadoreños con TPS buscan apoyo. 

Unos 70 connacionales viajaron a Washington D.C. y se reunieron con la senadora por el Estado de New York, Kirsten Gillibrand.

Romero dijo que la senadora se quedó “conmovida” al escuchar el testimonio de los salvadoreños y sus hijos y que se comprometió a presentar una carta ante el Congreso para pedir que otros legisladores se sumen al apoyo.

“Nos pidió que reunamos firmas de todos los salvadoreños que estamos bajo TPS”, dijo Romero. 

Comentarios