• Diario Digital | lunes, 26 de agosto de 2019
  • Actualizado 01:44

Internacional - EN MÉXICO

Sujeto entierra a su esposa para no divorciarse y no perder los bienes compartidos

El esposo de la víctima pidió ayuda a su hermano y a otros sujetos más para llevar a cabo el plan mortal. 

Sujeto entierra a su esposa para no divorciarse y no perder los bienes compartidos

Dos hermanos mexicanos fueron condenados a 51 años y tres meses de prisión, luego de haber sido procesados por haber enterrado viva a la esposa de uno de estos, después de que ella le pidiera el divorcio.

Los imputados, identificados solo como René N. y Gehú N., fueron detenidos en el 2014, luego de que el 29 de agosto de ese año cometieran los hechos que culminaron en la muerte de Sandra Luz Díaz Morales. La mujer fue enterrada en una casa de Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas.

La Fiscalía General de Chiapas informó esta semana que René y Gehú, esposo y cuñado de la víctima respectivamente, enterraron viva a la mujer, con ayuda de cuatro hombres y otra mujer.

El resto de acusados recibió sentencia de 51 años de prisión. La prueba judicial que llevó la convicción de los acusados sostiene que cuando Díaz Morales le pidió el divorcio, el hombre se opuso porque “no quería compartir los bienes que poseían”. Eso lo llevó a planear el secuestro que culminó en la muerte de su entonces pareja.

El día del crimen, la mujer salió de su hogar, a bordo de su camioneta para ir a trabajar a su negocio ubicado en el centro de la ciudad.

Para llevar a cabo su plan, los criminales simularon un accidente de tránsito; seguidamente, se llevaron a la mexicana en un vehículo Dodge.

El grupo la ató de manos y le cubrió los ojos antes de enterrarla viva en una fosa que cavaron en el patio de la vivienda.

Los atacantes cubrieron el hoyo con cemento, lo que le provocó la muerte de la mujer por asfixia mecánica.

Captura

Comentarios