• Diario Digital | miércoles, 12 de agosto de 2020
  • Actualizado 08:19

Internacional - ESTADOS UNIDOS

Vigilante de supermercado mata a balazos a cliente que no llevaba mascarilla

También fue arrestada la esposa del guardia por posesión de arma de fuego.
Umeir Corniche Hawkins y su esposa Sabrina Carter. Foto: Departamento de Policía de Gardena
Umeir Corniche Hawkins y su esposa Sabrina Carter. Foto: Departamento de Policía de Gardena
Vigilante de supermercado mata a balazos a cliente que no llevaba mascarilla

Un vigilante del supermercado Green Farm Market en la ciudad de Gardena, en California, ha sido arrestado y acusado de asesinar a balazos a un cliente que entró al establecimiento sin mascarilla.

Según Los Ángeles Times, el guardia arrestado es Umeir Corniche Hawkins y la víctima Jerry Lewis.

La Policía de California informó que Lewis estaba en el estacionamiento del supermercado esperando a que llegara una grúa pues se le habían pinchado las llantas de su vehículo.

Durante la espera, el hombre se levantó y entró a comprar algo al establecimiento sin mascarilla, por lo que Hawkins le reclamó y ambos tuvieron un altercado verbal que después se convirtió en agresiones físicas.

La pelea terminó cuando el cliente se alejó y se fue de regreso al parqueo, pero a los pocos minutos regresó a buscar a Hawkins y se agredieron de nuevo.

Mientras los hombres se pelaban la esposa del vigilante, Sabrina Carter, llegó a esperar a que terminara su turno cuando vio la pelea, por lo que sacó un arma de fuego y le apuntó a Lewis. Fue en ese momento que Hawkins tomó su pistola de equipo y le disparó al cliente matándolo al instante.

El guardia y su esposa fueron arrestados por la Policía y fueron acusados de asesinato y posesión de arma de fuego, respectivamente.

Una corte del estado de Los Ángeles le impuso una fianza a Hawkins de $1 millón, mientras que a Carter de $35 mil.

El vigilante se enfrenta en el mejor de los casos a una pena de prisión de 50 años y en el peor a cadena perpetua, mientras que la mujer tendría que purgar tres años de la cárcel.

De acuerdo con Los Ángeles Times la pareja tiene antecedentes penales ya que participaron en un asalto en el 2013.

Comentarios