• Diario Digital | Sábado, 25 de Mayo de 2019
  • Actualizado 22:04

Jet Set - ÁMBITO MUSICAL

Los timbales de Henry dejaron de sonar tras 27 años por un capricho del destino

El músico de 36 años de edad compartió su talento con Melao, La Raza Band, Cosecha Latina, Generación Latina, Salzón, Fuerza Band, Free Band del Hogar del Padre Vito Gauarato, SalSalvador All Star y finalmente con Matices.

Los timbales de Henry dejaron de sonar tras 27 años por un capricho del destino

Diez grupos musicales, una academia musical y estudios de cocina es parte del legado que deja Henry Marroquín, un talentoso percusionista salvadoreño que perdió la vida el pasado jueves luego de resbalarse en el baño de su vivienda.

El artista procreó a Diego Alejandro, un bebé -que nació hace dos años- que resultó del amor que Marroquín sintió hacia Lidia García, su esposa, con quien contrajo matrimonio en diciembre de 2014.

Sus estudios básicos los realizó en los colegios Denver y San Francisco, ambos situados en San Salvador. En 1992, Marroquín ingresó al mundo de la música, pues comenzó a recibir clases de percusión con Carlos Romero, en el desaparecido espacio artístico La Luna Casa y Arte.

El músico compartió su talento con las agrupaciones nacionales Melao, La Raza Band, Cosecha Latina, Generación Latina, Salzón, Fuerza Band, Free Band del Hogar del Padre Vito Gauarato, SalSalvador All Star, Los Remedios y finalmente con Matices. En esta última se encontraba activo como conguero hasta el momento en el que perdió la vida, a sus 36 años de edad.

2

Además de ser conguero, Marroquín tenía un técnico en preparación de alimentos y bebidas que estudió en el Instituto Tecnológico Centroamericano (ITCA), no obstante su pasión era la música.

Su interés por compartir sus conocimientos y sus deseos de ser un emprendedor hizo que él mismo se dedicara a dar clases de percusión personalizadas en su negocio, la Escuela de Percusión Latina (EPL).

Con esa academia, el también hijo del preparador físico del Club Deportivo Municipal Limeño, Lorenzo Marroquín, forjó a muchos nuevos músicos y jóvenes percusionistas que ahora lloran su partida.

Captura

El padre de Marroquín también fue preparador físico del Club Deportivo Águila, que le externó también sus condolencias.

Captura

La muerte similar del percusionista de Los Hermanos Flores

El 20 diciembre de 2011, la reconocida banda salvadoreña Los Hermanos Flores tuvo que afrontar la triste noticia de que perdían a uno de sus elementos: Álvaro Hernández, su conguero.

El percusionista, quien era el hermano de Julio Roberto -el exvocalista de esa agrupación- falleció en Washington, Estados Unidos, de la misma manera que Marroquín. Se resbaló en el baño de su vivienda.

El entierro de Marroquín

Marroquín fue velado en la funeraria La Auxiliadora, de San Salvador, y su entierro fue este sábado 20 de abril, según anunciaron sus familiares.

La misa fue desarrollada en la capilla Los Cerezos. La sepultura de su cuerpo se realizó en el cementerio Jardines del Recuerdo, en San Salvador.

Comentarios