• Diario Digital | Sábado, 15 de Junio de 2019
  • Actualizado 22:28

Judiciales - FEMINICIDIO

A un año del feminicidio de la periodista Karla Turcios su familia sigue esperando que se haga justicia

La periodista de La Prensa Gráfica fue asesinada el 14 de abril de 2018. La FGR sostiene que fue su esposo, Mario Huezo, el autor del crimen, luego de encontrar en videos de seguridad momentos claves en donde él salió en el vehículo de Turcios hacia la carretera Longitudinal del Norte.

A un año del feminicidio de la periodista Karla Turcios su familia sigue esperando que se haga justicia

Hoy, justamente hace un año, el ámbito periodístico lloró la muerte de uno de sus elementos: Karla Lisseth Turcios Cortez, una mujer de 33 años de edad que laboraba en “El Economista”, una de las revistas del periódico La Prensa Gráfica (LPG), que sin razón alguna fue asesinada por el hombre que decía amarla.

La última vez que sus compañeros de labores vieron con vida a Turcios fue el viernes 13 de abril de 2018. Todos, incluyéndola a ella, retornaron a sus viviendas, pero a eso de las 10:00 de la noche Karla debió regresar a su trabajo por una asignación otorgada a última hora.

Cámaras de seguridad de LPG captaron el momento de su ingreso y de su salida. Esta última acción fue hecha a las 12:00 de la madrugada del sábado 14. Huezo llegó por Karla a las instalaciones del periódico en Santa Elena, La Libertad.

Karla y su familia

Un asesinato de película

A eso de las 8:00 de la mañana del 14 de abril, el padre de Karla salió de su casa y esto fue la señal para Huezo de asesinar y desaparecer a la periodista con quien había procreado un hijo.

Luego de matar a Turcios, Huezo salió a eso de las 12:30 del medio día con su hijo a una gasolinera y luego se dirigió a un parque. Karla –se supone- había quedado dormida en la casa.

Una hora y media después, el esposo regresó a la casa y no la encontró, pero según manejó en su versión inicial él vio indicios de que Turcios se había bañado antes “de salir de la vivienda”.

A las 4:00 p.m. el padre de Karla regresó a la casa, pero no supo del paradero de ella. Paralelamente, una mujer se presentó a la delegación de la Policía Nacional Civil (PNC) de Santa Rosa Guachipilín para anunciar que había un cadáver de una mujer en el kilómetro 92 de la carretera Longitudinal del Norte.

La denuncia de la mujer en Santa Ana fue verificada por miembros de la PNC que encontraron a una mujer vestida con jeans, camisa negra manga larga y dos bolsas plásticas en la cabeza que estaban amarradas con una prenda íntima.

Al realizarse la inspección por parte de miembros del Instituto de Medicina Legal (IML) se determinó que la mujer tenía entre seis a ocho horas de fallecida, por lo que podría haber sido asesinada entre las 10:00 y 11:00 de la mañana.

A las 7:00 de la noche del 14 de abril, Mario supuestamente desconocía del paradero de su esposa y publicó un "desesperado" mensaje en el que daba detalles de la última vez que vio a su compañera de vida.

Mario, de 38 años de edad, reportó a la Policía la extraña desaparición de su esposa. Acá inició toda una actuación por su parte, debido a que la versión para formar una coartada empezó a ser ilógica, tanto para las autoridades como para amigos y familiares de la periodista.

En una hora no determinada del sábado, Huezo localizó una nota escrita a mano y con lápiz que decía: “Adiós a su hija lic p-rro”.

karla turcios funeral

El hallazgo y las incongruencias del asesino

En horas de la mañana del 15 de abril el gremio periodístico y todo El Salvador se levantó con la noticia de la desaparición de la mujer.

Huezo seguía actuando como todo un actor profesional y no dejaba de decir que imploraba encontrar con bien a su pareja.

A eso de las 10 de la mañana los medios comenzaron a consultar por el caso a las autoridades que únicamente tenían como reporte el hallazgo del cuerpo de una mujer en Santa Ana.

El Salvador Times se comunicó con la delegación que procesó la escena en el occidente del país y en un primer momento se dijo desconocer si había relación, pero posteriormente uno de los agentes reconoció a Turcios y reveló que se trataba de ella.

La información preliminar fue confirmada por el jefe de la región occidental quien manifestó que el cuerpo era el de Turcios quien fue velada ese mismo día en la Funeraria La Auxiliadora.

El mar de preguntas sin respuestas provocó diversas investigaciones hasta determinar que los datos aportados por Huezo no coincidían con lo registrado por las cámaras de seguridad de al menos siete lugares diferentes.

En los videos quedaron plasmados momentos claves para relacionar el hecho. Se captó cuando él salió en el vehículo de Turcios  hacia la carretera Longitudinal del Norte, junto al hijo de ambos. Supuestamente llevaba el cadáver de su víctima. Además, se encontró el teléfono celular de Karla a un kilómetro de distancia a donde fue abandonado su cuerpo.

El sujeto fue capturado el 23 de abril, nueve días más tarde del feminicidio, luego de fingir magistralmente una tristeza profunda por la muerte de la periodista. El sospechoso fue capturado cuando salía de una entrevista televisiva por el caso.

Mario Huezo

Sin fecha de la audiencia preliminar

El Juzgado 11° de Paz de San Salvador ordenó instrucción formal con detención provisional contra   Huezo, luego de que la FGR lo acusara del delito de feminicidio agravado en contra de su compañera de vida.

El ministerio público presentó el 26 de abril de 2018 el requerimiento en contra del hombre, fecha en el que fue presentado ante los medios de comunicación, tras ser detenido en el estacionamiento del Hotel Intercontinental cuando se hacía acompañar de su hijo de cinco años y de su suegro.

El hombre había terminado de brindar una entrevista periodística a la reconocida cadena de noticias Univisión, en donde trató el tema y se mostraba inocente de los hechos.

La FGR solicitó que el juzgado a cargo le colocara reserva total al proceso y que pasara al Juzgado Especializado para una Vida Libre de Violencia y Discriminación contra la Mujer, en donde se encuentra actualmente el proceso. Ante esto el juez falló que el caso tuviera reserva parcial para proteger la intimidad de la víctima.

karla y mario

A un año del asesinato de la periodista Turcios, aún no se define fecha para continuar el proceso contra su homicida, su esposo.

Según la FGR se cuenta con  suficientes indicios de que el ahora imputado fue el ejecutor del delito. Agregó que se tienen  pruebas periciales y documentales, donde hace constar que la víctima vivía con él, sufriendo violencia económica, estipulada y sancionada en la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia Contra la Mujer.

Mario es acusado por el delito de feminicidio. Aparentemente el móvil del crimen fue la misogínea, es decir que hubo un odio y menosprecio hacia el ente femenino.

Mario Huezo

Comentarios