• Diario Digital | miércoles, 05 de octubre de 2022
  • Actualizado 15:50

La nota roja - La Unión

Joven de 15 años se quita la vida con matarratas porque le prohibieron un noviazgo

Familiares de la joven explicaron a las autoridades que había ingerido veneno, aparentemente, porque “la regañaron” por una relación de noviazgo que mantenía.

 

veneno lannate
Imagen de referencia.
Joven de 15 años se quita la vida con matarratas porque le prohibieron un noviazgo

Una menor de 15 años murió luego de haber ingerido veneno, aparentemente, motivada porque le prohibieron que sostuviera una relación sentimental con un joven mayor que ella.

El hecho fue reportado en el municipio de Anamorós, en La Unión, la tarde del miércoles, dieron a conocer autoridades.

Según fuentes policiales, la joven presentó problemas estomacales que le generaron vómitos constantes, por lo que fue llevada de emergencia al Hospital Nacional de Santa Rosa de Lima, en La Unión.

Familiares de la joven explicaron a las autoridades que había ingerido veneno, aparentemente, porque “la regañaron” por una relación de noviazgo que mantenía.

El cadáver de la estudiante de Noveno Grado, de un centro escolar local, fue llevado al Instituto de Medicina Legal (IML) en San Miguel para realizarle una autopsia.

De momento, las autoridades manejan el hecho como un caso de suicidio, a menos de durante las investigaciones constaten que la joven fue inducida para tomar el veneno; pero eso dependerá -en parte- de los resultados del informe de IML.

“Fue regañada por los padres, porque andaba con novio, y a consecuencia de eso ella tomó la decisión de ingerir lo que conocemos como matarratas”, manifestó una fuente consultada.

Policía trabaja para prevenir estos casos

Para prevenir que los jóvenes tomen este tipo de decisiones, la PNC local informó que trabajan con grupos de estudiantes a los que les brindan charlas de orientación y de prevención.

“Trabajamos en los centros educativos enfocados en diferentes temas; la prevención, la delincuencia; tratamos de fortalecer valores que ellos ya traer, tratamos de hacerles ver el respeto hacia las autoridades comenzando con la autoridades que tienen en sus casas que son sus padres”, explicó una fuente policial.

Agregó que “se hacen jornadas preventivas, pero en estos casos hay predisposición de los jóvenes, muchas veces andan con otros problemas y una pequeña cuestión los podría detonar e impulsarlos a que tomen esas decisiones erróneas”.

Comentarios