• Diario Digital | domingo, 14 de agosto de 2022
  • Actualizado 12:09

Política - Austeridad

La fracción de ARENA ha contratado 25 ordenanzas que ganan en promedio $937.32 mensuales

Con una simple división, se obtiene que cada legislador tiene un promedio de 9. 4 trabajadores cada uno, por los que se deben pagar más de $5.9 millones al año.

ARENA conferencia1
Diputados del partido ARENA en conferencia de prensa.
La fracción de ARENA ha contratado 25 ordenanzas que ganan en promedio $937.32 mensuales

La bancada legislativa de ARENA está compuesta por 37 diputados, pero el partido tiene contratados a 350 empleados para desempeñar distintas funciones.  De estos, 25 son ordenanzas que ganan en promedio $937.32 mensuales.

La nómina de empleados que está trabajando con los grupos parlamentarios asciende a los 1,096 en total. Debido a que el partido ARENA tiene la bancada más grande son los que más empleados han contratado.

Según la nómina de empleados, que se obtuvo a través de la Unidad de Acceso a la Información Pública, son 350 empleados de la bancada tricolor con distintas funciones que, en promedio, tienen un salario por encima de los $1,200 mensuales.

El listado, en poder de El Salvador Times, revela que los cargos de los empleados tricolores van desde asistentes, asesores, analistas, colaboradores, fotógrafos, ordenanzas, motoristas. Y hay algunas variantes de los mismos como asistentes técnicos, colaboradores administrativos y técnicos, analistas de fracción y legislativos, entre otros.

Los 350 empleados tienen remuneraciones que van desde los $315, monto que se le paga a un hombre por desempeñarse como colaborador administrativo, hasta los $4,000 que gana uno de los asesores tricolores. No hay un estándar en lo que se le paga a cada uno, algunos asesores ganan menos que muchos de los ordenanzas, por poner un ejemplo.

Según la información obtenida, los tricolores tienen contratados a 25 ordenanzas, con un sueldo promedio de $937.32 mensuales, para un total de $23,433.14 al mes. Al año el gasto se eleva hasta los $328,036.96

Por todos los empleados de la fracción, se debe pagar en concepto de salarios la cantidad mensual de $424,491.01. Si esto se multiplica por los 12 meses del año más dos bonos que reciben en los meses de junio y diciembre, que son equivalentes a un salario completo, totalizan $5,942,874.14 al año.

Los distintos cargos

Como asesores de bancada están 18 personas, en los que se incluyen asesores jurídicos. Generalmente estos son los que ostentan los salarios más altos. 

El caso de los 16 asesores y los dos asesores jurídicos, tienen salarios que van desde los $500 hasta el dicho anteriormente de $4,000. Al sumar el salario de los 18 totaliza $42,000 mensuales, que al año suma los $588,000. El salario promedio es de $2,333.33.

Por otro lado, el cargo más repetido en las filas de empleados tricolores es el de asistente, ya que solo los que están registrados bajo este cargo son 85 (sin contar variaciones como asistentes técnicos, de fracción, administrativos o de comunicaciones). Los salarios van desde los $500 hasta los $2,500.

Los 85 asistentes ganan al mes $72,650, a un promedio de $854 por cada uno. En este caso, al año se debe desembolsar casi la sexta parte del total general, es decir; $1,017,100.00. El salario promedio es muy inferior comparado con los asesores, pero el total anual que se les debe pagar es el doble de ese grupo de empleados.

Los salarios que paga la institución están muy por encima de los mínimos establecidos por el Ministerio de Trabajo. Para el caso, el mínimo para el sector de comercio y servicios es de $304 mensuales. Lo que quiere decir que las fracciones de la Asamblea Legislativa pagan cuatro veces mejor que el salario mínimo. 

De ninguno de los cargos se detalla las funciones específicas de cada uno, tampoco la persona que les llevó a trabajar a la institución.

De hecho, en una entrevista televisiva el presidente de la Asamblea, Norman Quijano, aceptó que la mayoría de los trabajadores de la institución “tienen su padrino” y que si los quieren remover estos llaman para impedirlo. En algunos casos los padrinos ya no son diputados de la institución.

Comentarios