• Diario Digital | jueves, 17 de octubre de 2019
  • Actualizado 16:47

Política - ASAMBLEA LEGISLATIVA

ARENA vuelve a ignorar a sus diputados rebeldes

Una fuente del partido dijo que la reunión de fracción estaba programa para horas de la tarde del lunes, previo a la llegada de Bukele a la Asamblea para pedir permiso, y que el partido no convocó a sus disidentes. Pero además aseguró que hay otros diputados que no fueron llamados a la reunión.

ARENA vuelve a ignorar a sus diputados rebeldes

Los problemas en la bancada de ARENA en la Asamblea Legislativa vuelven a escribir un nuevo capítulo, esta vez los “errores de comunicación” de la fracción han vuelto a marginar a los diputados que se “revelaron” en algún momento con el partido en temas relacionados al ahora presidente de la República, Nayib Bukele.

Milena Mayorga, una de las voces más críticas de su partido, lo hizo público en su cuenta de Twitter, “Lamento mi exclusión a la reunión de fracción de ARENA convocada para este día”, escribió la legisladora a eso de las 4 de la tarde del lunes. Tuit que volvió a dejar en evidencia que disidir con el partido se paga caro.

Fuentes legislativas y del partido ARENA confirmaron la situación de exclusión no solo de la diputada Mayorga, sino de los cuatro legisladores que desde el estira y encoje en el tema del prestado a la Asamblea para un nuevo edifico entre diputados y Bukele, no estuvieron al ritmo de su fracción, como lo fueron Mayorga, Felissa Cristales, Arturo Magaña y Gustavo Escalante.

En aquella ocasión, el partido ARENA, iniciando por el presidente del Órgano Legislativo, Norman Quijano y pasando por el jefe de fracción, Carlos Reyes y el resto estaban de acuerdo en la construcción del edificio y criticaron a Bukele por pedir la reorientación de la mitad para escuelas, salvo los cuatro casos anteriores, Mayorga, Cristales, Magaña y Escalante que se separaron de la decisión de su fracción y apoyaron la propuesta de Bukele.

Desde ese entonces, la relación de cada uno de ellos con el partido ha tenido altos y bajos, algunos han sido muy críticos con temas internos como las elecciones para presidente del Consejo Ejecutivo Nacional (Coena) o los estatutos, posición que les ha valido ser marginados en más de una ocasión.

Una fuente del partido dijo que la reunión de fracción estaba programa para horas de la tarde del lunes, previo a la llegada de Bukele a la Asamblea para pedir permiso, y que el partido no convocó a sus disidentes. Pero además aseguró que hay otros diputados que no fueron llamados a la reunión.

Cuando se le consultó por quienes eran los otros o la razón para dejarlos fuera, no quiso precisar por temor a represalias de parte de las jefaturas. La fuente agregó que la justificación que la dirección de fracción le dio a uno de los diputados que no fueron convocados es que todo fue por un “error de comunicación”, sin dar mayores explicaciones.

“No se les convocó a algunos de los diputados a la reunión de fracción, lo que generó molestias en ellos y cuando uno de ellos fue a preguntar solo le dijeron que había sido un error de comunicación, pero no le dieron más explicaciones. No solo los cuatro sino que hay otros”, dijo la fuente legislativa.

En las reuniones de fracción de los partidos se exponen las iniciativas de cada diputado, la posición sobre los temas que se están trabajando y otros temas privados del partido, por lo que no convocar a uno de los legisladores es un mensaje político importante casi de desconocimiento.

Fuentes de ARENA han dicho que los problemas del partido no solo son a nivel general, donde los sectores empresariales y femenino han pedido abiertamente la renuncia de Mauricio Interiano y de su Coena, por supuestas irregularidades en préstamos que se habrían utilizado en la pasada campaña.

En el caso de la Asamblea, se ha visto como la fracción ha votado dividida sobre algunos temas, el primero que tensó las cuerdas fue la elección de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el último fue la iniciativa de poner un régimen laboral a los motoristas y cobradores de buses.

Comentarios