• Diario Digital | martes, 28 de junio de 2022
  • Actualizado 17:40

Política - Internas ARENA

Atropellos en ARENA, arreglos bajo la mesa y exigencias de depuración del partido, los nuevos señalamientos de los tricolor

Siempre en las redes sociales, el lugar donde cualquiera puede ver lo que se publica y se viralizan contenidos en cuestión de segundos, fue donde el excandidato a alcalde por Nuevo Cuscatlán, Carlos Gerardo Barón, dijo que no hay razón para callar los problemas internos que les han venido aquejando desde hace algún tiempo.

ARENA-2
Atropellos en ARENA, arreglos bajo la mesa y exigencias de depuración del partido, los nuevos señalamientos de los tricolor

Los problemas internos de ARENA se dejan al descubierto y entre sus militantes y algunas figuras de peso han indicado que el partido se está hundiendo por culpa de la actual dirigencia y que esta no quiere salir del Consejo Ejecutivo Nacional (Coena), liderado por Mauricio Interiano. “Los atropellos en Arena deben de denunciarse, los arreglos bajo la mesa deben de parar y debemos depurar el partido”, son algunos de los nuevos señalamientos. 

Las críticas a la cúpula tricolor llegaron, nuevamente, por el excandidato presidencial Javier Simán, quien en su cuenta de Twitter ha hecho una serie de señalamientos desde que el barco se hunde y que no lo quieren soltar hasta de no pagarle a los proveedores por servicios prestados. Algunas voces secundaron a Simán.

“El Titanic se hunde y la dirigencia sigue tocando la misma canción, ARENA”, fue el primer tuit que corrió como agua en las redes sociales hecho por Simán. El analista político y firmante de los Acuerdos de Paz, Roberto Cañas le respondió con el dicho popular: “A ARENA le están tocando las golondrinas”. Otro que le respondió fue un expresidente del Coena, Walter Araujo: “Lo mejor que le puede suceder a la patria querida, ARENA nunca más”.

Desde las internas del partido donde se eligió a Carlos Calleja como candidato presidencial, los tricolores se mantuvieron con una tensión agregada por el descontento tras la pérdida de Simán. Con todos los problemas encima, fueron a la campaña contra el ahora presidente electo, Nayib Bukele. Las golondrinas lideradas por el exedil de San Salvador bajo la bandera de GANA arrasaron y dejaron agonizantes a los partidos. ARENA cosechó su tercera derrota al hilo y quizá la más dolorosa.

Los números cosechados por los tricolores y Calleja en elección, donde ni en la coalición con todos sus aliados lograron sacar el voto duro histórico, levantaron las alarmas y dejaron salir las frustraciones reprimidas. Así quedaron en evidencia los problemas: un partido fisurado con sectores descontentos con Interiano y compañía.

Lo que se mantuvo en silencio por las elecciones y que no se debe callar

Siempre en las redes sociales, el lugar donde cualquiera puede ver lo que se publica y se viralizan contenidos en cuestión de segundos, fue donde el excandidato a alcalde por Nuevo Cuscatlán, Carlos Gerardo Barón, dijo que no hay razón para callar los problemas internos que les han venido aquejando desde hace algún tiempo.

“Los que nos pedían silencio por las elecciones entiendan que ya no hay razón para callar más, los atropellos en Arena deben de denunciarse, los arreglos bajo la mesa deben de parar y debemos depurar el partido. El no hacerlo es dañar al partido”, escribió Barón en su cuenta.

Pero no era la primera vez que lo denunciaba en las redes, luego de la catástrofe que sufrió el partido el 3F, Barón dio postura y dijo que la principal causa de la derrota es que no lograron sacar a los miembros del partido que estuvieron envueltos en casos de corrupción en el pasado.

“El fracaso de ARENA se debe a que no pudimos autodepurar a nuestros corruptos. El Coena debería deponer sus cargos para que un nuevo Coena pueda llegar a limpiar a ARENA, esto si nos queremos mantener relevantes”, aseguró; algo que no es muy alejado a lo que algunos sectores le están pidiendo a la actual dirigencia, que apresure el proceso de cambio de autoridades.

En la pasada campaña electoral, Barón compartió las publicaciones de su partido a favor de Calleja, pero apoyó en las internas a Simán. De hecho, el tuit es similar al discurso de personas de ese sector, que durante la campaña denunciaron que estaban siendo excluidas por la dirigencia actual por haber apoyado a Simán.

Las voces del descontento en ARENA

El ex precandidato Simán ha mantenido en las redes varias publicaciones en las que pide a las autoridades del partido “devolverlo”, y dice que la dirigencia no ha entendido que el partido no es de unos pocos sino de las bases. A él se han sumado otros, además de Gerardo Barón, como uno de los diputados que ha formado parte de la disidencia en la Asamblea: Arturo Magaña.

Magaña ha sido una de las voces críticas de su partido e incluso fue llamado por la Comisión Política para que, además de explicar su apoyo a una propuesta de Bukele, diera razón sobre algunos señalamientos que dijo sobre el partido. El legislador por Ahuachapán llegó al punto de “pedir la cabeza” de la actual dirigencia y otros tuits más que no debieron de caer en gracia en la interna tricolor.

“Estoy esperando la renuncia del Coena y hacer un llamado a las elecciones internas libres, Mauricio Interianio, por el bien de El Salvador y por el bien de ARENA”, escribió el parlamentario en Twitter. Los otros tres disidentes han criticado a su partido, algunos como Gustavo Escalente al punto de no asistir a la reunión con la Comisión Política hasta no ser “electos de manera democrática”.

“El FMLN anuncia primarias para el 16 de junio. Le pregunto al Coena y a mi partido ¿Cuándo?”, “ARENA debe resurgir como el partido que represente a las grandes mayorías de la los salvadoreños, no a unos pocos grupos de interés”, ha sido uno de los tuits de Escalante.

Felissa Cristales, otra de las diputadas que fue interpelada por su apoyo a Bukele llegó a calificar como “dinosaurios” a algunos de los líderes históricos del partido, luego dijo que le habían llamado la atención por usar la palabra.

La otra parlamentaria de ARENA por La Libertad, Karla Hernández, no suele meterse en temas de esta naturaleza y menos con su partido, pero compartió las publicaciones hechas por Simán y otras que hizo el columnista Paolo Luers sobre el partido. “¿ARENA en serio cree que puede posponer la renovación hasta septiembre, manteniendo el vacío de liderazgo?”, fue el tuit de Luers que retuiteó Hernández.

La salida de la crisis

De acuerdo con algunos analistas políticos, los partidos políticos de mayor tradición en el país deben renovarse porque si no están condenados a la extinción, en el caso particular de ARENA, la dirigencia no tiene tantos años al frente del partido, pero los problemas están por otro lado.

Algunos como la diputada de ARENA Milena Mayorga, otra de las disidentes, han dicho que algunas propuestas no se analizan porque afectan los intereses de algunos financistas o empresarios. Mayorga puso el ejemplo su propuesta de las bolsas plásticas, que no gustó a un sector de los financistas y no se ha analizado.

Los analistas señalan que cambiar al partido pasa por tratar con algunos apellidos de familias que están detrás de los tricolores, para el caso, estarán dispuestos a un cambio los Regalado, Calleja o los Poma, que siempre aportan a las finanzas del partido. Es precisamente de ese punto del que algunos de sus críticos se sostienen.

Si bien ARENA perdió una buena cantidad de votos con relación a las presidenciales de 2014, no llegó al nivel del FMLN. Sin embargo, un dato llamativo es que solo ellos, sin los votos de la coalición, no alcanzaron a cubrir la cantidad de “voto duro” al que estaban acostumbrados, por lo que el mensaje es fuerte: una parte de su gente no creyó en ellos.

Como agravante al caso, el partido ha estado sometido en diversas ocasiones a rumores de fraccionamiento entre algunos, de hecho, sufrió la pérdida de una parte de la bancada que terminó creando GANA. Con los problemas de ARENA, el fantasma de la división se enquista entre sus filas.

Comentarios