• Diario Digital | domingo, 22 de mayo de 2022
  • Actualizado 16:33

Política - Presupuesto 2017

Ministro Cáceres pide a Salud, Educación y Seguridad “aprender a vivir con recortes”

El funcionario defendió un aumento de $45 millones para salarios en el presupuesto 2017, pero dejó claro que se afectará a los sectores de Salud, Educación y Seguridad, que sufrirán recortes respecto a 2016.

Cáceres
Cáceres defiende el anteproyecto del presupuesto 2017.
Ministro Cáceres pide a Salud, Educación y Seguridad “aprender a vivir con recortes”

El proyecto del presupuesto para 2017 tiene un notable aumento de $45.8 millones para salarios de los empleados públicos de los tres órganos del Estado y aunque disminuye en el rubro de bienes y servicios, los ministerios más afectados son Salud, Educación y Seguridad, a quienes el ministro de Hacienda les ha dicho deben “aprender a  trabajar en momentos de crisis”.

El ministro del ramo, Carlos Cáceres, presentó este lunes el desglose del anteproyecto del presupuesto 2017 que asciende a $4,957.8 millones, que sobre el presupuesto votado en 2016 representa un incremento de $97 millones. De estos, $45.8 millones se han destinado para aumentar salarios.

Mientras, otros rubros que han sido identificados como prioridad para el Gobierno, han sido reducidos. Para el caso, el de Salud presenta una disminución es de $3 millones; Educación, $300,000; y Seguridad, $9.4 millones. Cáceres aseguró se les ha exigido a los ministros “sin sacrificar los programas sociales, reducir en su mayoría los gastos”.

El anteproyecto de presupuesto para 2017 tiene un estimado de $1,785.7 millones que representa un aumento de 2.6% en comparación a lo votado en 2016. Así el incremento es de $45.8 millones. Para Cáceres este incremento es un logro de esta administración porque desde 2009 la tasa de crecimiento ha sido de un 7%, dijo.

“Hemos reducido el tema del crecimiento en las remuneraciones. No se puede rebajar las remuneraciones mismas porque no se pueden despedir empleados, pero la tasa de crecimiento es relativamente baja”, defendió.

Contrario a este incremento, otros rubros han sufrido descuentos considerables entre los que afectan a Educación, Salud, Seguridad y otras áreas como el Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios de las Municipalidades (FODES), el escalafón de salud, el pago de las obligaciones previsionales y los compromisos con los veteranos de guerra.

El presidente ordenó ser más austeros

Ante las disminuciones en los ministerios más importantes, Cáceres justificó que es debido a un mandato del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, a ser más austeros.

De hecho explicó que para recortar el gasto en bienes y servicios se redujo de manera discrecional un 13% a todos los ministerios y luego se hizo un segundo ajuste hasta disminuirlo un 17% en total. Y la orden específicamente fue que hicieran una reingeniería para mantener las reducciones.

“Es  que hay que obligar a los ministros que trabajen con austeridad sin dañar los programas sociales, así se les pidió”, manifestó Cáceres.

Sin embargo, reconoció que el caso más complicado lo tiene Salud, puesto que más allá de los ajustes que pueda hacer la ministra, hay insumos que necesarios para esta cartera de Estado, por lo que se comprometió están dispuestos a hacer refuerzos presupuestarios si se necesitan. “Es el ministerio que más problemas puede tener en administrar esta rebajas”, previó.

Por otro lado, para el caso de Seguridad y el bajo incremento a la Fiscalía General de la República (FGR) de solo $2.1 millones, aseguró serán reforzadas con lo que se recoja a través de las contribuciones especiales de seguridad que se irán erogando conforme se recojan.

Disminución del FODES y otros pendientes

Además, una de las observaciones que hicieron los legisladores de la comisión de hacienda en la presentación del presupuesto, es que el FODES se había disminuido en $5.3 millones y debido a las necesidades de las municipalidades este sería un duro golpe.

Sin embargo, el titular de Hacienda explicó que por ley el FODES representa un 8% de los ingresos corrientes del Estado y debido a que este año hubo menor recolección el fondo es menos. “Ahora tenemos ingresos bien ajustados, bien austeros, bien limitados, y naturalmente que eso baja”, dijo.

Asimismo, dentro de los grandes pendientes los legisladores identificaron que no se han colocado todos los fondos necesarios para la aplicabilidad de la Ley de Veteranos de Guerra que contempla un pago de indemnización para algunos veteranos y excombatientes. “La Asamblea aprueba un montón de leyes que no se pueden financiar”, criticó Cáceres.

Por otro lado, tampoco se incluyen las obligaciones previsionales para el pago de las pensiones del ISSS y del INPEP, puesto que ahora esta deuda se honrará con la polémica reforma a la Ley del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP), que se aprobó hace dos semanas en la Asamblea Legislativa.

Sin embargo, hay dos demandas de inconstitucionalidad ante la Sala de lo Constitucional que podrían poner en peligro el financiamiento de estas obligaciones, puesto que no se han incluido en el presupuesto.

Comentarios