• Diario Digital | jueves, 27 de febrero de 2020
  • Actualizado 20:39

Política - ASAMBLEA LEGISLATIVA

FMLN propone contrato laboral y salario de $304 para empleadas domésticas

Hoy por hoy, dijeron, son más de 120 mil mujeres las que se dedican a ese oficio y no cuentan con los derechos y garantías laborales consignadas en las leyes salvadoreñas.
Foto: Cortesía FMLN
Foto: Cortesía FMLN
FMLN propone contrato laboral y salario de $304 para empleadas domésticas

Diputadas del FMLN y representantes de sindicatos de mujeres presentaron una propuesta en la Asamblea Legislativa para que las mujeres trabajadoras del hogar tengan un contrato laboral que las ampare y, al menos, se les pague el salario mínimo del sector comercio y servicios, es decir:  $304.

La Mélidas, el Sindicato de Trabajadoras del Hogar Remuneradas (Simuthres), Unión Sindical de Trabajadoras de los Servicios del Hogar (Unsitrasehr), Asociación de Mujeres por la Paz (Ormusa), entre otros expusieron que la necesidad de darles un contrato a las mujeres que se dedican a ese oficio por las múltiples desventajas que enfrentan, como la discriminación, acoso sexual y jornadas extensas de trabajo.

Hoy por hoy, dijeron, son más de 120 mil mujeres las que se dedican a ese oficio y no cuentan con los derechos y garantías laborales consignadas en las leyes salvadoreñas.

“Luchamos por las mujeres que se dedican a este trabajo porque quienes hacen y desempeñan las labores del trabajo doméstico son las mujeres, a partir de esas relaciones desiguales de poder y esa asignación que nos hace la sociedad a las tareas del hogar”, expresó una representante de los sindicatos.

Bajo el nombre de Ley Especial de las Trabajadoras del Hogar Remuneradas han consignado una serie de medidas con las que buscan equiparar las condiciones de las mujeres que se dedican a esa actividad.

Los contratos, explicaron, servirán para regular la carga laboral a la que están sometidas, pues muchas de ellas trabajan hasta 16 horas, cuando la ley  salvadoreña establece ocho horas y lo demás como horas extra. Pero en este momento no puede reclamar pues no hay documentos que amparen su empleo.

“Estamos exigiendo con esta ley que las mujeres tengan un contrato por escrito, un salario mínimo (…) las personas que contratan esos servicios tienen capacidades económicas de poder pagar un salario y poder garantizar las condiciones dignas sin violencia o discriminación”, agregó.

Aída Rosales, de Simuthres, dijo que por el momento no hay una ley que obligue al empleador a asegurarlas en las AFP o en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

“Como trabajadoras del hogar tenemos que tener —como el resto de la clase trabajadora— un contrato, seguridad social, horas establecidas para las comidas, ocho horas de trabajo y horas extra”, añadió.

La diputada Dina Argueta, una de las efemelenistas que las acompañó, expresó que tienen el “compromiso de garantizar los derechos de las mujeres al trabajo, a la vida, a la salud, pero no puede haber salud o desarrollo si no hay trabajo decente y bien remunerado”.

Llamarles trabajadoras domésticas es discriminación

Las mujeres relataron que una de las dificultades que atraviesan las que se dedican a ser trabajadoras del hogar es la discriminación por parte de la persona que requiere sus servicios u otras personas.

Desde la manera en cómo se refieren a ellas, empleada o trabajadora doméstica o 'muchachas', se les está discriminando, aseguraron.

“Ellas también son trabajadoras, no es ‘la muchacha que me ayuda’, no es que ‘a ella la apoyo porque se quedó sin trabajo’, es una trabajadora como cualquiera de las personas que estamos aquí y merece respeto, así como una garantía de ley”, expresó.

Nota del editor: De acuerdo a la Real Academia de la Lengua Española, la palabra doméstica está registrada y puede ser usada para referirse a las empleadas que trabajan en las casas.

Comentarios