• Diario Digital | sábado, 13 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00

Política - Elecciones 2018

Qué le depara el futuro político a Carolina Rodríguez la aún diputada de ARENA

El partido del que es miembro su esposo, GANA; sería la única salida política de la diputada en caso que ARENA decida expulsarla.

Carolina-Rodríguez
Qué le depara el futuro político a Carolina Rodríguez la aún diputada de ARENA

La posible expulsión de ARENA de la diputada Carolina Rodríguez sería la cereza del pastel a su caso ya que además de asegurar la participación de su esposo en las próximas elecciones, la habilitaría para competir con otro partido en los comicios.

Rodríguez fue el voto clave para que GANA y FMLN consiguieran aprobar un decreto transitorio en las reformas al Código Electoral en el que se señala que la inhabilitación de tránsfugas se hará en casos que se den a partir de marzo de 2017.

Rodríguez benefició a Narciso Ramírez, alcalde del municipio de San Francisco Menéndez en Ahuachapán, a la que llegó en marzo de 2015 con ARENA; pero quien en febrero de 2016 pasó a GANA.

La diputada más votada de ARENA en Ahuachapán no correría la misma suerte que su esposo, en caso de que renuncie a la bandera tricolor, pero ¿qué pasa si el Coena la expulsa?

La bancada arenera ha externado que no la quiere ver más en sus reuniones de fracción, algo que la convertiría en diputada independiente y evitar ser considerada una tránsfuga.

Fuentes del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que no se refirieron puntualmente al caso mencionado anteriormente, explicaron que “una expulsión, por votar contra la línea de su partido, habilita al funcionario a inscribirse con otro partido para la siguiente elección”.

La afirmación parte del artículo 125 de la Constitución de la República que señala que “los diputados representan al pueblo entero y no están ligados por ningún mandato imperativo. Son inviolables y no tendrán responsabilidad en tiempo alguno por las opiniones o votos que emitan”.

Rodríguez ha venido descartando cambiar de partido

Hasta hace unas semanas, la diputada se decía incapaz de traicionar a los votantes de Ahuachapán, que le dieron sus votos en las elecciones de 2015.

De hecho, se mostraba obediente a las indicaciones del jefe de su fracción Alberto Romero, pero se volvió rebelde la semana pasada, por lo que GANA pareciera ser la única opción de la parlamentaria.

El partido naranja celebró a inicios de junio sus elecciones pero “estas fácilmente se pueden volver a repetir y el TSE, en ese punto, no tiene mayor injerencia ya que la única potestad en las internas que se tiene es el de verificar que los candidatos recibieron más del 50% de apoyo de su militancia”, dijo la fuente del TSE.

Comentarios