• Diario Digital | Miércoles, 22 de Mayo de 2019
  • Actualizado 07:15

Política - DESDE EE.UU.

Nayib Bukele: "En el caso de Maduro y Ortega, pueden irse despidiendo de sus aliados de El Salvador"

Dejó claro que aunque él no se considera de ni de izquierda, ni de derecha, definió que las relaciones con Estados Unidos tienen prioridad, pero no como un país que dé ayuda, sino como un socio. 

Nayib Bukele: "En el caso de Maduro y Ortega, pueden irse despidiendo de sus aliados de El Salvador"

El presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele, brindó una conferencia esta mañana en la fundación Heritage, desde la Washington D.C., en Estados Unidos, donde presentó a grandes rasgos los lineamientos que pretende seguir en su nuevo gobierno. Desde el estrado de una de las organizaciones que promueve políticas las públicas de derecha conservadora, dejó clara su postura en cuanto a política exterior: "En el caso de (Nicolás) Maduro y (Daniel) Ortega, pueden irse despidiendo de sus aliados de El Salvador".

Bukele, quien rindió una ponencia, dejó en claro que su gobierno estará alejado de viejos aliados de las administraciones del FMLN, que han trabajado de la mano de Nicaragua y Venezuela. En esta ocasión, el mandatario dejó claro que se mantendrá apartado. "Pueden irse despidiendo de sus aliados de El Salvador", señaló.

Dejó claro que aunque él no se considera de ni de izquierda, ni de derecha, definió que las relaciones con Estados Unidos tienen prioridad, pero no como un país que dé ayuda, sino como un socio. 

"El Salvador no quiere ayuda. Queremos hacer negocios. Estados Unidos puede mandar millones de dólares en ayuda y no hará una diferencia. Si hacemos negocios entonces habrá una diferencia”, manifestó.

En este sentido, el mandatario se refirió a algunos de los temas que más importancias tiene para Estados Unidos, como es el problema de la seguridad, el narcotráfico y la migración.

“Estamos comprometidos para erradicar el 100% del tráfico de drogas y armas de El Salvador a los Estados Unidos. Ya tenemos un plan”, adelantó el presidente electo. 

Asimismo, destacó tal como lo hizo en México está comprometido a erradicar la migración forzada. "Nosotros queremos que nuestro talento se quede con nosotros en El Salvador. Con Estados Unidos queremos ser un socio; uno pequeño, pero socio y ser tratado como tal”, subrayó. 

En este sentido, agregó que está consiente que se tienen que crear oportunidades y mejorar la situación delincuencial del país. 

“El ingreso mensual de un pandillero es 300 dólares al mes. No es difícil para el Estado superar eso y ofrecer mejores oportunidades”, sentenció el exedil capitalino. Incluso subrayó que para cualquier Estado debe ser "una vergüeza" que los ciudadanos emigren y no quieran vivir en el suelo de su nación. 

Por otro lado, Bukele se refirió a otro de los temas en los que Estados Unidos ha puesto énfasis y es el combate a la corrupción. De hecho, a finales de febrero la Corporación Retos del Milenio (MCC, por siglas inglés) llamó la atención al gobierno salvadoreño por su poca atención a este tema. Incluso, el gobierno salió al paso con un comunicado para exponer que esto se trataba de una percepción. 

No obstante, Bukele fue mucho más enfático en su postura ante el Heritage y sostuvo que tendrá un combate frontal a este flagelo. La historia nos ha demostrado que la corrupción está a la izquierda y a la derecha. No toleraremos la impunidad ni toleraremos la corrupción", sentenció.

Agregó que ninguno de sus ministros recibirán pagos excesivos, que comúnmente se denominan sobresueldos, una vieja costumbre de los gobiernos pasados.  "Si hay gente capaz en la derecha o izquierda para trabajar con nosotros deben tener confianza en que pueden trabajar sin entrar en la corrupción. Si se quieren subir en este tren, que se suban. Son bienvenidos", destacó. 

Bukele, denominó a su ponencia una nueva era, en la que espera que El Salvador salga renovado al finalizar los cinco años de su mandato. "En un par de años la gente va a decir nuevamente que El Salvador es el motor de Centroamérica", manifestó. 

Comentarios