• Diario Digital | lunes, 21 de septiembre de 2020
  • Actualizado 07:00

Política - Asamblea Legislativa

“Primera y última vez”: la advertencia del BID a El Salvador por prórroga de préstamo de $250 millones

El organismo multilateral hizo una excepción por la situación de la pandemia en el país.
Foto: Cuenta de Twitter de Mario Ponce
Foto: Cuenta de Twitter de Mario Ponce
“Primera y última vez”: la advertencia del BID a El Salvador por prórroga de préstamo de $250 millones

Gracias a la excepción del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), El Salvador no perdió un crédito de $250 millones, a bajo interés, para combatir la pandemia y sus efectos económicos; sin embargo, el organismo multilateral advirtió que sería la última vez que hace una concesión de ese estilo.

La fecha límite para ratificar el dinero era el 31 de julio, pero la Asamblea Legislativa y el Gobierno no se pusieron de acuerdo y dejaron vencer el crédito señalándose mutuamente como los responsables.

El presidente del congreso, Mario Ponce narró que el sábado (1 de agosto) los alcaldes estuvieron llamando para tratar de presionar y buscar una solución, por lo que él se comunicó con los ejecutivos del BID para ver si había posibilidades de una prórroga.

La respuesta fue positiva, pero no inmediata “Déjeme hacer consultas con la presidenta interina y con el resto del directorio”, dijo Ponce que le comunicaron a él en ese momento.

“Esta es primera y última vez, nunca lo hemos hecho”, fue la respuesta del Banco. Ponce agregó: “Las fechas de ratificación no las pone el banco, los ponen los gobiernos... es una fecha que ustedes mismos se violaron”, le señalaron los representantes del organismo al presidente de la Asamblea.

“La palabra que ellos usaron era que iban a hacer una ‘deferencia excepcional’ con El Salvador ‘no le vamos a poder dar 15 días, le vamos a dar tiempo hoy (sábado) o mañana domingo porque es tiempo muerto (…) el lunes debe estar ese decreto, nos comprometemos a acelerar procedimientos”, fue la respuesta al parlamentario.

Los ejecutivos del organismo multilateral dijeron que hacían la concesión por la situación que atraviesa el país por el coronavirus. “No hacerlo sería un error de nuestra parte”.

El pecenista dijo que la situación pudo haber sido peor, pues no era que solo se perdía el crédito de $250 millones, sino todos los créditos restantes con el organismo: dos de $300 millones (otro de $250 millones, más uno de $50 millones).

“Se perdían los otros (empréstitos) que están al 3%, entonces El Salvador se cerraba las puertas y tenía que venir un equipo desde Washington a hacer una nueva evaluación macroeconómica para ver la tasa que debe pagar El Salvador por violar sus propia reglas”, dijo.

La evaluación duraría unos seis meses y después se tenía que esperar otros seis meses para poder reincorporarse por lo que “El Salvador quedaría un año sin oportunidades de poder acceder a recursos más baratos”.

Sin los créditos del BID, el país hubiese tenido que emitir títulos valores para poder compensar la caída de recursos, lo que en este momento se cotiza a más del 9% de interés en el mercado; por tanto, tres veces más de lo que ofrece el BID.

Ese crédito ya se lo aseguró El Salvador, pero el mismo necesita pasar una vez más por la Asamblea para que le de asignación presupuestaria y pueda ir a los destinos acordados.

Según el dictamen son $75 millones para las alcaldías, $40 millones para productores agrícolas, $20 millones para Fropromid,  $55 millones como contrapartida de Fomilenio II, $30 millones al Hospital El Salvador, $18 millones para atender la emergencia y recuperación económica y otros $12 millones al instituto de veteranos.

Comentarios