• Diario Digital | jueves, 19 de septiembre de 2019
  • Actualizado 23:43

Política - DIPUTADO NO PARTIDARIO

“Sancionar con cárcel por expresiones es redes no es clamor popular, sino un descontento de la clase política”

Algunos diputados a favor de la iniciativa han recibido críticas en redes sociales por querer “limitar la libertad de expresión”.

“Sancionar con cárcel por expresiones es redes no es clamor popular, sino un descontento de la clase política”

Las reacciones a la propuesta que fue promovida por un grupo de diputados que busca sancionar a “trolls” que denigren a sus víctimas en redes sociales han sido diversas. El diputado no partidario Leonardo Bonilla, organizaciones de la sociedad civil y un excandidato vicepresidencial y profesional en leyes han advertido de que lo que se busca sancionar ya está regulado.

Algunos diputados que firmaron la pieza y otros que han manifestado estar a favor y que han escrito su planteamiento en redes sociales han recibido críticas de parte de la población por querer “limitar la libertad de expresión”, mismo argumento que utilizó el presidente electo Nayib Bukele sobre el tema.

El legislador no partidario dijo que los delitos que se buscan perseguir, difamación y conexos ya están tipificados  independientemente de la forma en la que se den las expresiones, por lo que consideró que la propuesta no tiene coherencia y querer “seleccionar” entre cuentas falsas y cuentas propias solo sería un “atarrayazo” a la libertad de expresión.

“Hablar de cuentas falsas es un atarrayazo que más que todo buscaría ir en contra de la expresión, creo también que no es una propuesta que esté obedeciendo a un clamor popular, sino a un descontento de la clase en particular y es la clase política, la motivación es porque algunos funcionarios y particularmente algunos diputados se han sentido ofendidos por algunas publicaciones”, dijo Bonilla.

Bonilla dijo que es condenable que se den ofensas, amenazas y otras cosas parecidas en redes sociales, pero eso ya está en la legislación, agregó que cualquiera tiene el derecho de crear una cuenta sin foto de perfil y colocar “poemas y eso no me hace ni cuenta falsa ni incurrir delitos”, sostuvo.

Para Eduardo Escobar de la organización Acción Ciudadana, valoró que lo cuestionable de la propuesta en la sanción que se le quiere imponer, una pena que va desde los cuatro a los ocho años de prisión y dijo que en este caso no es aconsejable sancionar con prisión.

“No es aconsejable penar con cárcel, debería pensarse una infracción o aumentar la que ya está, o con trabajo de utilidad pública, por ejemplo, que vaya más por devolverle algo a la sociedad de estas personas que desde el anonimato puedan estar mal utilizando su derecho de libre expresión”, agregó.

Escobar dijo que cree que falta regulación en torno a las redes sociales pero hay aspectos que regularlos será difícil, además si alguien se dedica a difamar a funcionarios u otras personas, la red social puede cancelar la cuenta y la persona puede abrir otra y repetir ese ciclo.

“Es difícil poder controlar el aparecimiento de este tipo de perfiles que puedan difamar, es muy difícil, lo que queda y creo que es más viable, es desacreditar este tipo de perfiles o páginas donde se puedan hacer noticias falsas a través de hacer ver lo falso de los argumentos que están diciendo”, planteó.

El excandidato vicepresidencial de VAMOS y abogado, Roberto Ocampo, considera que la difamación o calumnia es grave y coincidió con Escobar sobre la pena que se les quiere imponer y dijo que de cuatro a ocho años de cárcel es algo “desproporcional” en relación a otros delitos.

“Difamar es grave pero la pena es desproporcional, creo que los diputados están lanzando un mensaje con nombre y apellido ya que asumen que el presidente electo está detrás de algunos periódicos digitales; creo que como país estamos pasando por crisis más importantes, como el tema de la seguridad, etc y desgastar o discutir sobre una ley para regular eso, está un poco fuera del contexto donde los diputados deberían de estar centrados los diputados”, valoró Ocampo.

Ocampo comentó que hay un problema con este tipo de delitos y es ubicar a las personas porque dijo que cuando él formó parte de Iniciativa Social para la Democracia (ISD), sufrieron amenazas de algunas cuentas y al intentar rastrear descubrieron que la fuente venía de países donde hay legislación que prohíbe revelar quién está detrás de una cuenta

Los tres coincidieron que la Fiscalía no puede pasar ocupada investigando cuentas de redes sociales para ver si son falsas cuando hay otras cosas prioritarias. “simplemente con un bloqueo en las redes se arregla”, añadió Ocampo.

“Estamos pasando de una pena de cuatro a ocho años que me parece por un delito que no lo amerita a casi que perdonar crímenes de lesa humanidad”, apuntó.

Comentarios