• Diario Digital | martes, 15 de octubre de 2019
  • Actualizado 08:46

Política - ASAMBLEA LEGISLATIVA

La “traición” por la que ARENA margina a la diputada Milena Mayorga: “Le cuenta cosas a gente de otro partido”

Una fuente del partido tricolor, que comentó la situación a cambio de no revelar su nombre por temor a represalias, dijo que para la jefatura de fracción y para la dirigencia del partido Mayorga ya no es de confianza.

La “traición” por la que ARENA margina a la diputada Milena Mayorga: “Le cuenta cosas a gente de otro partido”

La fracción de ARENA en la Asamblea Legislativa ha tenido varios problemas en la presente legislatura, uno de ellos es con algunos de sus mismos diputados, que han criticado a la dirigencia y disentido posturas, pero de los cuatro diputados “rebeldes”  sobresale el de la diputada Milena Mayorga, a la que el partido señala de haber cometido una “traición”.

Para los políticos, la lealtad entre sus filas es importante por diferentes razones, una de ellas es para evitar que alguna información llegue a manos de sus contrincantes, tal es el caso del partido ARENA, que vio como un “peligro” a sus diputados disidentes.

Una fuente del partido tricolor, que comentó la situación a cambio de no revelar su nombre por temor a represalias, dijo que para la jefatura de fracción y para la dirigencia del partido, el Consejo Ejecutivo Nacional (COENA), Mayorga ya no es de confianza.

La cuestión por la que el partido tricolor ya no la considera de confianza, de acuerdo con la fuente, es que Mayorga habría dado una información de las reuniones internas de la institución a una persona de otro partido político. Al consultarle si sabe a qué partido o a quién la fuente dijo que no podía compartirlo, al menos, de momento.

Luego de la situación, la dirigencia arenera tomó la decisión de no llamar a Milena Mayorga para evitar que se “fugue” más información y por eso ya no sería convocada a las reuniones de fracción o incluso a otras reuniones referentes a la institución.

Esa decisión en la interna tricolor se tomó hace algunas semanas, cuestión con que coincide con la denuncia que hizo Mayorga la semana pasada antes de entrar al Salón Azul, que tenía una tres semanas de no ser llamada a la interna.

La problemática entre el partido y Mayorga ya era fuerte, de hecho, la peor con los cuatro disidentes, pero la cuerda se tensó hace unas dos semanas cuando la diputada por San Salvador hizo denuncias de malos tratos, insultos y degradación de parte de miembros del partido.

“He escuchado de bloqueos a miembros de otros sectores como el femenino, el octavo sector y la juventud. He expresado que cada espacio que se da porque nos consideran incómodos, mi partido está en una etapa de transición y por lo que percibo los nuevos cambios podrían influir muy poco en la lógica histórica de la nueva política. Esa transición que ya debió haber ocurrido solo da espacio para las fuerzas tradicionales”, indicó la legisladora en un video que subió a su cuenta de Facebook.

Los otros diputados disidentes, Arturo Magaña, Gustavo Escalante y Felissa Cristales han hecho denuncias similares de parte de la dirigencia, pero el partido se ha negado a sentar postura pública del tema porque “son temas internos del partido”.

De hecho, Arturo Magaña y otro de los diputados de la fracción, Ricardo Velásquez Parker tuvieron un pleito que terminó a punta de pistola en una reunión del partido.

Comentarios