• Diario Digital | lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 09:11

Servicios - Historias Humanas

FOTOS: Chocoyito, el payaso cuya tragedia familiar está cambiando la vida de miles de salvadoreños

Su show es presentado en todas las escuelas del país, está cargado de humor y de un poderoso mensaje de reflexión basado en el asesinato de su hijo Nathanael.

Arte chocoyito
Durante sus funciones, Chocoyito utiliza el lazo con el que fue amarrado su hijo asesinado, él lo explica en el show. Fotos cortesía.
FOTOS: Chocoyito, el payaso cuya tragedia familiar está cambiando la vida de miles de salvadoreños

La comedia y la tragedia se hacen presentes en el show de uno de los payasos más famosos de El Salvador: Chocoyito, quien durante un aproximado de 20 minutos arranca carcajadas a más no poder de su público.

Sin embargo, durante el espectáculo hay un quiebre emocional, y de las risas incontrolables los asistentes pasan al llanto descontrolado.

Durante el show, el payasito Chocoyito va cediendo paso a José Domínguez, el hombre detrás del colorido maquillaje.

Las risas paran, Chocoyito va retirando la pintura de su rosto, José Domínguez comienza a relatar que su hijo Nathanael fue privado de libertad y asesinado de forma brutal.

Chocoyito 5Con lágrimas en su rostro, el relato lo comparte con estudiantes de cuanto centro educativo del país le permiten llevarlo. Se trata de un mensaje de reflexión, unión familiar entre padre e hijos y de amor a Dios.

Los chistes pasan a segundo plano, se retira la nariz roja e inicia la reflexión. 

Chocoyito deja de sonreír, las lágrimas no dejan de brotar de sus ojos; la voz se le corta a este padre de familia, el recuerdo de su hijo amado está fresco.

Pero dice tiene que hacerlo, pues en su corazón existe la necesidad de compartir el mensaje a los jóvenes para que valoren a sus padres, y estos para comprendan a sus hijos.

Chocoyito 9“Papá te amo… estoy orgulloso de ti”

En septiembre de 2015 una caravana de payasos acompañó a Chocoyito hasta un cementerio capitalino donde enterró a su hijo a quien constantemente escuchaba decir: “Te amo papá”.

Con apenas 18 años, el joven quería seguir los pasos de su amado padre como payaso, pero fue en 2015 que lo privaron de libertad; sus restos fueron localizados por después, su cuerpo fue atado con un lazo.

En los momentos que José Domínguez, Chocoyito, enterraba a su hijo dijo que perdonaba a quienes cometieron el asesinato, nunca se supo por las autoridades quiénes fueron y por qué lo mataron.

“Nathanael no dejaba de decirme todos los días ‘te amo papá’, estoy muy orgulloso de usted y lo amo con todo mi corazón”, son las palabras que este padre y artista de la risa mantiene grabada en su mente.

Chocoyito 8Su testimonio lo comparte con el público que asiste a su show, el cual lleva a todos los centros educativos del país.

Quienes lo escuchan pasan de la risa al llanto, padres y madres abrazan a sus hijos; le hacen caso al payasito cuando les dice “abracen a sus hijos y díganles que los aman”, como cuando Nathanael se lo decía.

“Tenía una foto de mi hijo, la abracé y quería que me dijera te amo, pero él ya no estaba. Quería decirle cuánto lo amaba, y mi hijo ya no estaba”, expresa Chocoyito con la voz entrecortada; los aplausos lo animan, agarra fuerza y continúa.

Las reflexiones del payaso

“Padres de familia, ¿cuándo fue la última vez que le dijiste a tu hijo te amo? Hijos, ¿cuándo fue la última vez que le dijeron a sus padres y a sus madres cuánto los aman?”, dice al público.

Nadie habla, muchos bajan su mirada, reflexionan las palabras del payasito, de José Domínguez.

Chocoyito dice a los jóvenes que el camino del mal no es bueno, refiriéndose a la desobediencia y a la falta de respeto hacia los padres.

Domínguez, quien además ha cursado estudios universitarios en Ciencias Jurídicas y Teología, explica que la esencia de su mensaje es reafirmar el vínculo familiar, los valores, las creencias que con claves para que los jóvenes no busquen en las pandillas la bendición que tienen en su casa.

Les aconseja que no es el camino correcto, les insiste en que tienen la oportunidad que su hijo ya no tuvo, la de tener vida y estar junto a sus padres.

Un show que ha traspasado las fronteras salvadoreñas

Recientemente fue invitado a República Dominicana para un congreso de payasos denominado “Ponte tu nariz”.

Ahí, el salvadoreño presentó su proyecto “Buscando sonrisas” y ejecutó su espectáculo, el cual tuvo gran aceptación respecto al mensaje de conciencia espiritual, familiar y social.

“Eso es lo que hacía con “Buscando sonrisas” –nombre de su proyecto- tanto en el parque de Korombolón Park y en barrios donde el 30% es el payasito Chocoyito y el 70% de su show es José Domínguez que se presenta como un padre de familia que empieza a expresa lo que vivió en El Salvador”, manifestó el artista a El Salvador Times respecto a su estadía en Dominicana.

Agregó algo más: “Yo me voy a morir haciendo esto (llevar su show a las escuelas del país con su testimonio) cueste lo que me cueste porque es un llamado que Dios puso en mi corazón para el pueblo salvadoreño”.

Chocoyito 1

La réplica del payasito Chocoyito junto a sus compañeros con quienes ha compartido el mensaje.

Chocoyito 15

José Domínguez, durante su visita a República Dominicana, donde obtuvo reconocimientos por su trabajo a favor de los jóvenes y la familia.

Comentarios