• Diario Digital | martes, 25 de enero de 2022
  • Actualizado 01:24

Servicios - Hospitales

“¿Por qué dejaste que me cortaran el pie?”, cuestiona una niña de 5 años a sus padres tras la amputación para salvarla de un cáncer

Según el relato del padre, la niña lleva una vida "normal”, aunque en ocasiones se siente frustrada al no poder realizar algunas actividades que antes de ser amputada hacía sin ningún problema.

Imagen de referencia tomada de Bebés y más
Imagen de referencia tomada de Bebés y Más
“¿Por qué dejaste que me cortaran el pie?”, cuestiona una niña de 5 años a sus padres tras la amputación para salvarla de un cáncer

Gracia (nombre cambiado a petición) es una niña de cinco años que soñaba con ser bailarina hasta que sus sueños se frustraron cuando los médicos del Hospital Nacional de Niños “Benjamín Bloom” le diagnosticaron cáncer y tuvieron que amputarle un pie para salvarla.

Desde ese momento su vida, al igual que la de sus padres, cambió drásticamente. “Teníamos que ver cómo hacíamos para superar todo lo de la niña y que ella no se deprimiera”, relató su padre, Andrés (nombre también modificado) a El Salvador Times. 

Según el relato del padre, la niña lleva una vida "normal”, aunque en ocasiones se siente frustrada al no poder realizar algunas actividades que antes de ser amputada hacía sin ningún problema.

"¿Por qué dejaste que me cortaran el pie si yo antes podía hacerlo solita?", fue el reclamo que le hizo Gracia a su madre y con más dolor recuerda Andrés. Con un nudo en la garganta, relata que esa frase les caló en lo más profundo pues fue la frustración en carne de viva de la menor una ocasión en que ella le pidió algo a su madre y esta le pidió esperar porque estaba ocupada. 

“Uno como padre tiene que ser fuerte, a veces los hijos son duros con uno sin saberlo y cuando la niña nos dijo eso, créame que sentí hasta un escalofrío en el cuerpo”, recordó el hombre mientras trataba de disimular las lágrimas que salían de sus ojos.

El tratamiento 

Luego de haber perdido su pie, la niña ha recibido cinco quimioterapias de las ocho que los profesionales le asignaron para eliminar completamente el cáncer, las cuales fueron programadas dos veces al mes. Sin embargo, si presenta algún deterioro en su salud no es sometida al tratamiento.

“A mi niña le van intercalando las quimioterapias, le ponen una roja que es la más fuerte y en la siguiente sesión le ponen una blanca, que es la más suave”, aseguró Andrés.

Las quimioterapias han dejado huella en el cuerpo de la pequeña Gracia, ya que ha perdido casi a totalidad su cabello y sus brazos están marcados por las agujas que debe soportar cada vez que recibe su tratamiento.

Pese a las adversidades que han tenido que enfrentar, esta familia confía en que Dios les hará el milagro de sanar completamente a Gracia. "Yo siento que se está cumpliendo porque todo indica que vamos a salir victoriosos”, afirmó su progenitor.

Tras haberse frustrado su sueño de ser bailaría, ahora Gracia tiene un nuevo objetivo en su vida: ser una profesional en el área de la medicina, sueño que inició debido a que el hospital Bloom, lugar en el que ha estado ingresada durante tres meses la ha inspirado. 

"Los médicos la han atendido tan bien que ella quiere ser como ellos cuando esté grande”, contó su padre, orgulloso de que su hija esté venciendo la batalla más grande de su vida.

La familia de Gracia sabe que el reto es complicado y están conscientes que su hija tendrá que hacer su vida de otra manera. Sin embargo, agradecen que el cáncer pudo ser detectado a tiempo en el pie de la menor, para que ya no le afectara ningún órgano del cuerpo. 

Comentarios