• Diario Digital | lunes, 15 de julio de 2019
  • Actualizado 18:52

Servicios - CRISIS HOSPITALARIA

Lavandería del Hospital Rosales se encuentra en total olvido

Un recorrido por esa área pone al descubierto el deterioro de la maquinaria, el sistema eléctrico, drenaje y las condiciones de insalubridad ponen en riesgo la salud de miles de pacientes y trabajadores.

Un promontorio de sábanas se mantiene cerca de una lavadora que tiene varios años sin funcionar.
Un promontorio de sábanas se mantiene cerca de una lavadora que tiene varios años sin funcionar.
Lavandería del Hospital Rosales se encuentra en total olvido

Mucho se ha hablado de la problemática que existe en el Hospital Rosales por falta de medicinas y personal médico para atender a la población, pero poco se ha dicho del problema que existe en las entrañas de este centro de atención. Ahí en la zona de lavandería, donde es evidente el deterioro y mal estado de la maquinaria.

Fuentes consultadas explicaron que, de no prestarle atención a esta problemática, esta situación podría ocasionar graves consecuencias a los pacientes y al personal que labora en ese sector.

Al ingresar a la zona de calderas es notorio que se trata de una de las áreas en la parece que el tiempo se ha detenido, pues de los sectores menos modernizadas del centro hospitalario, y que a la fecha, da la impresión que pocas veces ha sido visitada por las autoridades del Ministerio de Salud. 

Ahí se realiza, a diario, el proceso de lavado y secado de aproximadamente seis mil libras de ropa sucia hospitalaria en máquinas industriales.

Para llevar a cabo esa tarea el personal a cargo tiene que hacer grandes esfuerzos para que la ropa que será utilizada por los pacientes esté limpia y a tiempo de ser entregada.

Sin embargo, los daños en la maquinaria son evidentes, así como el sistema del cableado eléctrico y el de drenaje sobre el cual fueron instalados los equipos industriales.

El óxido ha cubierto buena parte de la lámina que cubre el interior de las lavadoras, el piso está cubierto de aceite, grasa y otros líquidos, y la corrosión evidencia la falta de mantenimiento. 

“Las máquinas trabajan bien, pero como ya dieron su vida útil solo duran dos meses y se vuelven arruinar”, comentó una fuente.

El Salvador Times hizo un recorrido por el nosocomio y pudo constatar lo deteriorado del lugar, puede ver la galería de imágenes: Estos son los daños reportados en el área de lavandería del Rosales.

Actualmente, una de las cinco lavadoras de esa área está sin utilizar por fallas que presentó hace más de un año, por lo que las 400 libras de ropa que en ella se lavaban han tenido que redistribuirse en las cuatro máquinas restantes. 

El personal debe estar atento a no sobrecargar la capacidad de trabajo de cada lavadora. 

Así por ejemplo, en otra lavadora de la mayor tamaño introducen 800 libras de ropa sucia, en otras dos 300 libras a cada una y en una cuarta meten 150 libras.

Según se explicó, las máquinas datan de hace más de 30 años, no así la de mayor capacidad que lleva siete años de haber sido puesta a funcionar por las autoridades de Salud la anterior administración.

Rosales Lavandería 9Es evidente la insalubridad

Durante estos días de altas temperaturas el calor se ha vuelto insoportable debido a la falta de un sistema de ventilación. Por ello en ocasiones el mal olor de la ropa sucia queda por varios minutos en el ambiente.

El personal no cuenta con protección auditiva que les permita protegerse del ensordecedor ruido de la maquinaria, y aún así un grupo de empleados hace todo posible para sacar a tiempo su trabajo.

“Aunque las condiciones no sean las más adecuadas debemos sacar adelante nuestro trabajo, los pacientes necesitan tener ropa limpia que ponerse y frazadas limpias para cubrirse y abrigarse”, comentó un trabajador.

Una de estas máquinas, la que tiene vario días sin funcionar, ni siquiera tiene la cubierta que permite protegerse del cableado eléctrico y que se encuentra a pocos pasos de los promontorios de ropa.

Sobre esa máquina hay guantes en desuso, polvo acumulado y al levantar la mirada se puede ver el sistema de drenaje que viene del área de cocinas.

Sí, la zona donde se preparan los alimentos para los miles de pacientes, esa área se encuentra edificada sobre buena parte de la zona que, desde el punto de vista de algunos trabajadores, es considerada como insalubre.

Secadora industrial lleva cuatros arruinada

En el sector donde se encuentran instaladas las secadoras industriales llama la atención un rótulo con el siguiente mensaje: “Fuera de uso enero 2015”, este fue colocado en uno de cuatro equipos que dejó de funcionar desde esa fecha sin que a la fecha no haya sido reparado.

En cada horno se colocan un estimado de 100 libras de ropa hospitalaria, la cual una vez esta seca es doblada y cuidadosamente separada para luego enviarla a las áreas de hospitalización donde se necesita.

Recorriendo los pasillos es evidente la falta de espacio, no hay estantes o mesas donde se poda colocar la ropa que fue utilizada por los pacientes, por eso se acumula los promontorios debido también a la máquinas que dejaron de funcionar y a las que no pueden sobrecargar de su capacidad.

Y cuando llueve, son considerables los volúmenes de ropa que están próximos a los sectores donde el agua se acumula.

El hedor muchas veces se vuelve insoportable del sistema de drenaje que se encuentra en las entrañas del edificio, los amortiguadores de las máquinas y otras piezas enmohecidas se acumulan en cada esquina de esa área.

“Y lo peor es que todo esto ocurre abajo del área de cocinas, donde se le prepara los alimentos a los pacientes. Ellos se exponen a cualquier tipo de enfermedades por las mismas condiciones de insalubridad que existen”, opinó una fuente.

Al respecto, surgieron algunas quejas porque varias ollas donde se prepara la alimentación de los pacientes dejaron de utilizarse porque están con hoyos.

“Uno no puede decir nada porque se mete en problemas”, dijo entre dientes un colaborador de esa área.

Las palomas fácilmente ingresan a ese lugar, comen del poco alimento que quedó en las enormes cacerolas y luego se retiran.

Piden que se haga una inspección de las áreas

Esta situación ha preocupado miembros del Sindicato General de Empleados del Ministerio de Salud (SIGESAL) al punto de solicitar al Ministerio de Trabajo que realice una inspección de las condiciones en las que trabajan los empleados de lavandería, cocina, dieta y morgue y otras áreas que requieren atención.

La gremial expuso que en la queja también se incluirá que se constate los servicios de atención de pacientes.

“Haremos ver que hay problemas de higiene ocupacional y queremos que se haga una inspección para que obliguen a la dirección a que corrijan eso porque tiene años y no lo corrigen”, dijo el secretario general de Sigesal, Mario Arévalo.

Agregó, dadas las condiciones de insalubridad, solicitarán equipo adecuado para que el personal de esas áreas realice su trabajo en condiciones que no representen ningún tipo de riesgo para su salud, ni la de los pacientes.

Arévalo agregó que, actualmente, no hay un sistema de ventilación en la lavandería, ni extractores de temperatura, lo cual, afecta a los trabajadores sobre todo cuando hace mucho calor.

Comentarios