• Diario Digital | domingo, 29 de marzo de 2020
  • Actualizado 13:13

Servicios - HISTORIAS COTIDIANAS

Policía que atendió parto en Santa Ana: “Pero ni jugando fútbol había sudado tanto..."

Esta es la historia de tres agentes policiales que fueron alertados para el traslado de un mujer a un hospital; no obstante, el destino les tenía preparada una sorpresa.
A través de un celular, un médico dio instrucciones a los policías de cómo realizar el procedimiento. Foto cortesía PNC.
A través de un celular, un médico dio instrucciones a los policías de cómo realizar el procedimiento. Foto cortesía PNC.
Policía que atendió parto en Santa Ana: “Pero ni jugando fútbol había sudado tanto..."

Tres policías obtuvieron los aplausos y el reconocimiento de los pobladores tras su participación para ayudarle a una mujer de 37 años a tener a su hija; el hecho ocurrió en una vivienda del cantón El Pezote, jurisdicción de Coatepeque, Santa Ana.

Dadas la condición de la mujer los vecinos no sabían qué hacer, por lo que pidieron a los agentes ayuda para trasladarla a un hospital, pues en el lugar no había personal médico que ayudara a la futura madre.

“¡Ahí vienen ya…!”, gritaron los vecinos cuando vieron a los agentes; al explicarles cómo estaba la situación los policías se quedaron viendo entre sí. ¿Qué hacemos? Se preguntaron.

“Nunca habíamos hecho esa cuestión (atender un parto)”, comentó uno de ellos.

Sin embargo, las buenas intenciones de los agentes Gutiérrez, Salazar y Cortez los motivaron a ver de qué manera ayudaban a la mujer para que diera a luz sin problemas.

“¡Es una niña… una niña!”, gritó uno de los policías tras haber cumplido con su objetivo ese domingo 29 de septiembre.

“Tuvieron que cargar a la recién nacida para limpiar su nariz, boca, ojos y oídos y, además, de contactar con un médico, quien a través de una llamada del celular dio las instrucciones necesarias para cuidar de ambas y les recomendó el traslado hacia el hospital”, detallaron las autoridades policiales respecto al caso.

La información oficial indica que los agentes acababan de finalizar actividades en un control vehicular instalado en el kilómetro 47, carretera de San Salvador a Santa Ana cuando fueron alertados por medio del Sistema 911 de la PNC.

Una vez terminado el parto, trasladaron a la madre y su recién nacida al hospital San Juan de Dios, en Santa Ana, donde el personal médico los recibió con aplausos y ovaciones por la actuación.  

“Lo tomamos bien propio el procedimiento”, comentó un agente.

“Pero ni jugando fútbol había sudado tanto como ayer”, dijo entre carcajadas uno de los agentes al describir esos momentos.

Los policías comentaron que buscarán en Internet tutoriales para estar más preparados ante futuros eventos de esa índole.

Comentarios