• Diario Digital | domingo, 29 de enero de 2023
  • Actualizado 00:00

Servicios - Lo atacaron mientras dormía

Encuentran machetes, picahielos, varillas y piedras con las que sujetos atacaron al hipopótamo Gustavito

El director del Zoológico, Vladlen Henríquez, dijo a El Salvador Times que el animal intentó defenderse y que la paliza no pudo ser provocada por una solo persona.

Gustavito, el hipopótamo que murió en el Zoológico Nacional.
Hipopótamo Gustavo/ fotografía de Secretaría de la Cultura.
Encuentran machetes, picahielos, varillas y piedras con las que sujetos atacaron al hipopótamo Gustavito

La noche del martes se presume que fue el momento en que Gustavito, el joven hipopótamo del parque Zoológico Nacional, fue brutalmente atacado aparentemente por un grupo de personas que le asestaron golpes y causaron heridas provocadas con punzones. El animal se encuentra grave, con muchos golpes en todo su cuerpo y los especialistas dicen que su estado es reservado.

Este domingo se conoció que en la zona del estanque donde permanece el animal se encontraron machetes, picahielos, varillas de hierro y piedras de gran tamaño con las que se presume fue atacado. Al parecer, los delincuentes lograron burlar los accesos del recinto y se introdujeron por una quebrada que linda con la comunidad Minerva.

"El animalito tenía golpes por el ojo, abajo de las mejillas, tenía una cortada, en el rostro ahí también tenía un agujero, presentaba laceraciones en ambos lados del abdomen, un agujero en una de las patas y golpes en las demás patas.", explicó el director del parque, Vladlen Henríquez.

Sin embargo esas son solo las afectaciones externas, porque internamente también presenta daños, "esto nunca nos había pasado, el animal no se enfermaba con frecuencia, pero se determinó que producto del ataque tiene obstruido el intestino", explicó Henríquez.

Con apenas 15 años de edad, Gustavito el hipopótamo se ha ganado el cariño de sus cuidadores y visitantes, quienes se impresionan al ver el gran tamaño de la especie, que actualmente ya alcanzó un peso de casi tres toneladas.

Pero ni sus grandes proporciones lo salvaron del ataque, que según autoridades del parque necesitó la participación de más de una persona, según el director, se necesitó "al menos un grupo de personas" para realizar el ataque, ya que una sola persona no habría podido causar semejantes daños a un animal de tales proporciones. Sin embargo, eso lo determinarán las investigaciones que ya realiza la Policía.

Cómo ocurrieron los hechos

El protocolo de seguridad del parque indica que los vigilantes deben hacer recorridos durante la noche, así como lo hicieron en esa oportunidad, aunque no fue suficiente para garantizar la protección del animal que en la mañana fue encontrado decaído y escondido en el estanque, algo que para él es inusual.

Gustavito acostumbraba a comer sus alimento a las 11:00 de la mañana, pero había ocasiones que los comía hasta caída la noche, sin embargo la mañana del jueves su cuidador encontró intacto el recipiente de la comida. Ahí estaban los guineos, lechugas, papayas, sandías, entre otros alimentos que son parte de los 25 kilogramos de frutas que come diariamente.

Eso fue suficiente para que el cuidador avisara a los veterinarios y biólogos, quienes llegaron a verificar el estado del animal. "Vaciaron el estanque porque ahí estaba refugiado el animal y solo así pudieron observar el cuerpo y localizaron las lesiones", relató Henríquez.

Los expertos determinaron que el animal trató de impedir el maltrato. "Gustavito trató de defenderse, se puede comprobar al ver su encía, donde tiene heridas que solo pudieron aparecer por esa acción", continuó.

Gustavito, una cría del Safari Chapín

El hipopótamo es dócil y no había atacado a nadie en los 13 años que tiene de estar en el Zoológico Nacional, donde ha vivido la mayor parte de sus años. La especie fue traída del Safari Chapín cuando tenía a penas dos años y era un bebé.

El director del parque recuerda como fue su primera experiencia con él. "Yo estaba recién venido acá y fui a ver cuando lo alimentaban y puso su hocico en la maya ciclón, entonces el cuidador me dijo que le sobara una parte de su boca y así fue como lo toqué. El animal no se movió y era la primera vez que lo veía", recordó Henríquez.

Hoy Gustavito se debate entre la vida y la muerte rodeado de varios especialistas haciendo lo imposible por salvarle la vida.

La Policía busca a los responsables del hecho, pues las autoridades ya han solicitado su investigación para que se haga justicia.

Desde varios años atrás el parque no recibe especies grandes solo las que son propias de la región comprendida entre Mexico hasta Chile, donde solo hay especies pequeñas, explicó el director del parque.

El director del Zoológico, V. Henrríquez dice que Policía investiga el caso. Desconoce como ingresaron los agresores. @DiarioTIMES pic.twitter.com/C0M8uWHAdf

"Es un salvajismo lo que han hecho con el pobre animal"

Los visitantes del parque también resienten el ataque, aunque algunos no sabían de lo ocurrido coinciden en repudiar el hecho que tentó contras la vida de una de las más de 300 especies que alberga el parque y que por su tamaño es uno de los animales más queridos por los turistas.

"Pues no sabía que eso había pasado, pero se me hizo raro que estuviera cerrada esa zona. Eso es un salvajismo lo que han hecho con el pobre animal. Qué les hacía el animalito si estaba en cautiverio", expresó Romina Sánchez, quien estaba en el parque con sus hijos.

Otra persona consultada por El Salvador Times, Vitoria Salazar, aseguró que "es una lástima que haya personas con tan malos sentimientos porque una persona piensa, pero los animales qué culpa tienen".

"Qué triste noticia, a mi niño es el animal que más le gusta ver, aunque a veces solo los ojos le veía sacar de la pila; pero si ese animal se llega a morir le van a quitar la oportunidad a los niños de conocer las especies, porque este es un parque para los niños", explicó Walter Guardado.

Los consultados también coincidieron en que debe haber una mayor vigilancia en el recinto y que se investigue el caso de raíz, porque esperan que se haga justicia.

Comentarios