• Diario Digital | Lunes, 20 de Mayo de 2019
  • Actualizado 00:35

Servicios - VIVE CON SU MADRE Y HERMANITA DE AÑO Y MEDIO

Joven con hidrocefalia que llegó a tener gusanos en su cara se aferra a la vida y busca ayuda para lidiar con sus males

El caso ha salido a la luz gracias al presentador de noticias Salvador Castellanos, quien fue contactado por un médico internista quien está viendo el caso. Pero la necesidad del joven y de su familia va más allá, ya que ella trabaja cuando puede y su padre es alcohólico. 

Joven con hidrocefalia que llegó a tener gusanos en su cara se aferra a la vida y busca ayuda para lidiar con sus males

A José Edenilson H. le daban días de vida cuando nació, pero no fue así. En diciembre pasado cumplió 17 años. Su vida no ha sido fácil y pese a que se ha convertido en un calvario él no se queja.

Nació con hidrocefalia y conforme pasaron los años comenzó a tener problemas de movilidad y desnutrición severa, su cuadro clínico pasó a ser peor cuando se le diagnosticó incontinencia urinaria y fecal, por lo que necesita de pampers como un bebé.

Edenilson pesa 50 libras, está desnutrido y necesita tanto ayuda médica como alimenticia, sin mencionar una cama donde dormir, una silla de ruedas, un lugar donde descansar, productos de limpieza, aseo y pampers talla XXG entre otros.

El joven y su grupo familiar reside en la comunidad ubicada en la Hacienda San Diego, La Libertad, a la altura del Parque Natural Walter Thilo Deininger. Junto a su madre, Claudia, y su hermanita de un año y medio tratan de salir adelante cada día. Si bien el padre de la niña y del joven llega al lugar, no trabaja y es alcohólico. "Con él no se cuenta, el bolo, no nos ayuda", dijo doña Claudia.  

Es así que el grupo familiar sobrevive con lo que la señora consigue lavando, haciendo algún trabajo o con ayuda de sus vecinos, quienes les regalan comida o algún tipo de bebida.

La casa en la que viven no es de ellos. El terreno es una comunidad y en el lugar llegaron a fabricar su champa para tener un lugar donde instalarse. La situación de salud de Edenilson es tan grave, que según la madre del joven, tenía gusanos en sus oídos cuando fue llevado al médico.

"Tenía gusanos en el oído y también en un cachete", señaló la madre del joven quien el pasado 5 de marzo recibió una mano ayuda luego de que su caso se diera a conocer en redes sociales.

Desde hace siete años, Edenilson no visitaba un establecimiento de salud. "le pusieron la válvula en la cabeza, tenía pus, y se la pusieron para que le saliera todo, pero dicen que está tapada", dijo su progenitora, quien espera que su hijo se recupere pronto.

A pesar de que al nacer al niño le dieron días de vida, la madre del joven se aferró a la fe y trató de darle lo mejor, pero con el paso de los años la situación se fue complicando. La parte económica es el talón de Aquiles de la familia.

Una mano amiga

El caso del joven fue dado a conocer por el presentador de noticias Salvador Castellanos, a quien en el sector de San Diego, La Libertad, lo conocen como "Pastor Salvador" por la ayuda que le brinda a personas de escasos recursos.

Según Castellanos, él conoció el problema de la familia por una de sus hijas y el esposo de ella, quienes trabajan en un proyecto que tiene como objetivo llevar agua potable a comunidades pobres de La Libertad.

Luego, gracias a las redes sociales de Salvador, el médico internista Henry Mauricio, de Integra Medic, se interesó en la situación y ofreció sus servicios gratuitos. Fue así que el joven y su familia fueron trasladados el pasado martes a San Salvador para pasar consulta médica.

Si bien su tratamiento médico comenzó, es solo un alivio, el joven necesita de una cama, no tiene una silla de rueda, ni alimentos. "Lo que nos ha pedido es un aparato para escuchar música. Él se aferra a la vida. A pesar de la condición en la que está no se rinde”, aseguró Castellanos.

El próximo lunes Edenilson y su familia volverá a viajar a San Salvador para una segunda consulta y para recibir algún medicamento. Si usted desea colaborar con la familia puede comunicarse al número: 7664-6871. 

Comentarios