• Diario Digital | martes, 16 de julio de 2019
  • Actualizado 16:30

Servicios - LA UNIÓN

Posible brote de ántrax en El Salvador, en Conchagua esperan confirmación de pruebas hechas en ganado

Cinco animales han muerto, posiblemente, contaminados con la enfermedad; en Conchagua, donde sucedieron los casos, esperan resultados de las pruebas que personal del MAG realizó a los animales. La contaminación ocurrió en un tiangue del municipio de El Tránsito, Usulután.

Desde que reportó un posible caso de ántrax en ganado, las autoridades municipales han realizado jornadas de vacunación en el municipio.
Desde que reportó un posible caso de ántrax en ganado, las autoridades municipales han realizado jornadas de vacunación en el municipio.
Posible brote de ántrax en El Salvador, en Conchagua esperan confirmación de pruebas hechas en ganado

Autoridades municipales de Conchagua, en el departamento de La Unión, están a la espera de los resultados de las pruebas que técnicos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) realizaron al ganado que murió el pasado fin de semana ante un posible contagio de ántrax.

Según explicó a El Salvador Times el alcalde de ese municipio, Jesús Medina, las primeras acciones que tomaron para evitar que otros animales resulten afectados fue la vacunación de semovientes en perímetro de cinco kilómetros, independientemente si se confirma o no la enfermedad.

La idea es que res que está infectada, al ser vacunada, de inmediato muere; en caso de no tenerla la enfermedad continúa con vida con la salvedad que la misma vacuna la vuelve inmune.

“No estamos asegurando que sea ántrax, sino que posible brote de ántrax en el municipio, porque la única institución que puede declarar que hay un brote o dar fe directa que existe una epidemia es el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG)”, explicó el edil, quien hasta la tarde del jueves aún no le habían hecho saber los resultados de las pruebas hechas a los animales contaminados.

¿Cuándo y cómo se contaminó el ganado?

Según el jefe municipal, fue el domingo anterior cuando ganaderos del cantón Llano Los Patos, una zona limítrofe con los municipios de Intipucá y La Unión, informaron de la muertes de cinco animales.

“Ese día recibimos las primeras luces de alarma”, dijo Medina, al tiempo que externó su preocupación ante posible contagio de la enfermedad con personas.

“Fuimos al lugar y empezamos a ver que las vacas empezaron a sangrar por la nariz, oídos y todas las partes donde tienen orificios. Esos son síntomas de ántrax, y lo que nos preocupa es que hubo uno de los animales que murió en el potrero y que el dueño no se percató sino que hasta que ya estaba en estado de putrefacción; las esporas de esto pueden causar problemas en los seres humanos”, explicó.

De ahí que solicitaron apoyo técnico con expertos del MAG. Creen que el animal infectado fue adquirido en otro lugar fuera del municipio, ya que en Conchagua no hay rastros.

“Tengo entendido, según hablaba con el propietario del animal, fue en un tiangue donde compró uno de los semovientes que murió; tengo entendido que ese fue el que trasmitió el virus a los demás. Fue en el tiangue de El Tránsito, en Usulután, donde lo adquirió”, aseguró Medina.

Es la primera vez que en el municipio ocurre un caso de estos, y aunque ya se están implementado medidas temen que la enfermedad se propague a tal punto de convertirse en pandemia.

Sin medidas higiénicas

Las medidas para tratar a los animales contaminados requieren protocolos que garanticen la no contaminación de la persona que hace chequeos a los animales, indicaciones que son desconocidas entre los ganaderos.

“La única institución que tiene todo es el Ministerio de Agricultura, es mentira que una municipalidad y que un ganadero va a tener ese protocolo del tratamiento del virus”, confirmó el edil. Aclaró que sí tienen equipos pero para tratar otras afectaciones.

“Nosotros más que todo para trata otro tipo de situaciones, solo que de forma inmediata, al ver eso, nos auxiliamos con las pocas herramientas y recursos que tenemos como guantes y caretas para poder proceder al enterrar a los semovientes que murieron, menos de uno, que se encontraba en estado de putrefacción”, afirmó.

En cuatro de los casos fueron aplicadas medidas higiénicas de seguridad, no así con el animal que se encontraba en estado de descomposición.

Otras accionar a tomar

Desde que descubrieron los primeros casos, las autoridades municipales empezaron aislar a los animales contaminados de los que no estaban enfermos, luego darán inicio a las acciones con los pobladores.

“Ya empezamos con los animales, luego vamos a seguir con todas las personas que habitan en la zona dándoles tratamiento necesario”, confirmó el alcalde.

Añadió que “el problema del ántrax es fulminante, el animal puede estar comiendo y si le pegó el virus muere en el momento. Es como cuando al ser humano le da un ataque”.

A la fecha, las autoridades tienen un registro de todos los ganaderos del municipio, con los que constantemente tienen acercamientos, y ante posibles casos de animales contaminados informan.

“Tenemos registros de cada uno de los propietarios del que tiene 1 a 500 reses del municipio, se nos facilita a nosotros, ellos tienen los teléfonos de la unidad y si pasa un caso nos avisan”, aseguró Medina.

Comentarios