• Diario Digital | miércoles, 13 de noviembre de 2019
  • Actualizado 02:11

Servicios - MINISTERIO DE SALUD

Salud confirma aumento de casos de tuberculosis en cárceles

En diferentes meses del año 2019 ya había habido un repunte en la tuberculosis en penales, que incluso cobró la vida de un reo en la prisión de máxima seguridad en Zacatecoluca, conocido como “Zacatraz”.
Salud confirma aumento de casos de tuberculosis en cárceles

El ministerio de Salud confirmó que se ha registrado un alza de los casos de tuberculosis en los diferentes centros penales del país, sin embargo ya se han tomado medidas para resolver el problema.

En diferentes meses del año 2019 ya había habido un repunte en la tuberculosis en penales, que incluso cobró la vida de reo en la prisión de máxima seguridad en Zacatecoluca, conocido como “Zacatraz”.

“Hay aumento de casos de tuberculosos con los privados de libertad, pero ya estamos tratando esta situación y ya tenemos una estrategia diseñada para potenciar el trabajo de las clínicas en los centros penitenciarios”, explicó la ministra de Salud, Ana Orellana Bendek en la entrevista de radio YSKL.

Ante el alza, Orellana Bendek dijo que ya se está trabajando de la mano con el ministerio de Seguridad y la Dirección General de Centros Penales (DGCP) para tratar la situación de la tuberculosis.

Agregó que también se tienen un par de casos  de tosferina, pero que no al nivel de la tuberculosis. “Tenemos casos aislados (de tosferina), pero en realidad no tenemos elevación”,  confirmó.

A inicios de octubre, el ministro de Seguridad, Rogelio Rivas, informó de otro repunte de tuberculosis que afectó principalmente a penal de “Zacatraz”. Rivas dijo en esa ocasión que se iban a intensificar “este tipo de jornadas de vacunación para poder contrarrestar todos los virus que puedan darse”, añadió.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), combatir la tuberculosis en los penales es de vital importancia para evitar que esta se propague, por medio de las visitas de familiares, a todo el país. 

“Las cárceles funcionan como reservorios de la tuberculosis que bombean la enfermedad hacia la comunidad civil a través del personal, los visitantes y los antiguos presos inadecuadamente tratados. La tuberculosis no respeta los muros de las cárceles”, estableció la OMS.

Comentarios