• Diario Digital | lunes, 17 de enero de 2022
  • Actualizado 13:13

Sucesos - Tenía varios procesos sancionatorios internos

Policía asesinado iba a La Campanera a visitar a su amante cuando fue atacado

Algunos agentes policiales creen que su compañero no tomó las medidas de seguridad necesarias al transitar por la zona que tiene gran presencia de criminales.

homicidio de agente
Policía asesinado iba a La Campanera a visitar a su amante cuando fue atacado

El agente policial Víctor Alcides Díaz tenía planeado visitar a su amante en el reparto La Campanera, el domingo pasado, pero en lugar de encontrar un momento placentero encontró la muerte, luego de que un grupo de pandilleros lo privaran de libertad para asesinarlo.

El cuerpo de Díaz fue encontrado anoche en el kilómetro 21 la carretera de Oro, a la altura de la Universidad Don Bosco. El agente fue mutilado y su cadáver abandonado dentro de tres sacos.

El agente estaba destacado en el puesto del cantón El Limón de Soyapango y había trabajado en la Corporación durante ocho años.

Según la información proporcionada por sus compañeros de trabajo, el agente fue privado de libertad por miembros de pandillas el pasado domingo cuando estaba de licencia y fue a visitar a una mujer a la colonia mencionada, que es reconocida por su alta incidencia delincuencial.

La información policial detalla que Díaz salió de su turno y al llegar al lugar fue interceptado por un grupo de pandilleros, quienes lo introdujeron en un vehículo y lo privaron de libertad. 

Un jefe policial de Soyapango reveló que el martes por la noche, una patrulla que transitaba por la carretera de Oro identificó un vehículo sospechoso que estaba estacionado sin luces a la orilla de la carretera; los agentes no lograron ver las placas del automotor y solo lograron ver que se trataba de un pick up rojo.

Unos metros más adelante retornaron para inspeccionar el lugar, pero para entonces el vehículo ya no estaba. En su lugar encontraron tres sacos de nylon que estaban manchados con sangre, por lo que avisaron a la base policial y se inició la inspección.

Un jefe policial y compañero de trabajo fue quien reconoció a Díaz. El cuerpo estaba desmembrado en seis partes repartidas en los sacos.

Tuvo varios procesos sancionatorios en la PNC

Algunos de sus compañeros deducen que el ataque tiene que ver con que tenía familiares que estaban vinculados con las pandillas, pero esa información no fue confirmada por sus superiores.

Díaz tenía ocho años de trabajar para la Corporación, tiempo en el que le abrieron varios procesos sancionatorios en su contra como el publicado en el portal de Internet institucional en el que se detalla que el 28 de marzo del 2016 fue capturado junto a otro agente por introducir teléfonos celulares a las bartolinas del puesto policial del cantón El Limón.

A pesar del proceso, no fue removido de ese lugar.

captura de imagen de publicación de la PNC donde fue procesado internamente el hombre

En otra ocasión, el agente Díaz reportó como extraviada el arma de equipo, una falta que según el manual policial es motivo de suspensión hasta por seis meses sin goce de sueldo, además de estar obligado a pagar el valor del arma. Fueron dos veces que le ocurrió lo mismo.

Fuentes de la Policía aseguran que también había recibido llamados de atención en diversas ocasiones por abusar del consumo de bebidas embriagantes, lo que además puede poner en riesgo la integridad de los uniformados.

Agentes aseguran que no tomó las medidas de precaución necesarias

Un agente destacado en Soyapango, quien prefirió no ser identificado, lamentó el homicidio de su compañero y aseguró que "ningún policía debe ser asesinado"; sin embargo reconoció que el Díaz no tomó las medidas de precaución necesarias. 

Según el agente, su compañero no debió visitar esas zona -solo y de civil- porque el lugar es reconocido en la Corporación por su alta incidencia delincuencial.

En diversas circulares que se hacen llegar a los policías mediante mandos medios, se les recomienda no ingerir bebidas alcohólicas, especialmente cuando están armados, además de recomendarles no visitar zonas donde operan maras o pandillas.

Respecto a las relaciones sentimentales, las jefaturas recalcan tener cuidado de que las mujeres con las que salen no estén relacionadas con miembros de pandillas y de preferencia que no vivan en zonas asediadas por estos grupos.

Por otra parte les aconsejan que cuando se desplazan a sus hogares lo hagan tomando rutas diferentes y con la atención en todo lo que ocurre a su alrededor, para ser capaces de reaccionar en una situación de riesgo de muerte.

"A veces lo hablamos con los compañeros que es injusto tener que tomar tantas medidas de protección, pero vale la pena si con eso se conservar la vida", explicó el agente.

En redes sociales también se han pronunciado supuestos agentes policiales que coinciden en que el agente no tomó ninguna medida de seguridad; sin embargo exigen que se investigue y se llegue hasta la raíz del homicidio.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios