• Diario Digital | domingo, 29 de enero de 2023
  • Actualizado 00:00

Sucesos - Fue condenado a 26 años y 8 meses

Amenazaba a su hijastra de 10 años con un corvo para violarla

El hombre la abusó sexualmente al menos unas 15 veces, desde los 10 años hasta que la menor cumplió 13 años.

Menor de 13 años violada por padrastro
Imagen referencia.
Amenazaba a su hijastra de 10 años con un corvo para violarla

Un hombre de 45 años violó en repetidas ocasiones a su hijastra de 10 años y la amenazaba con un corvo para que accediera a sus vejaciones y que no contara nada de lo sucedido a su madre.

El hombre, quien fue identificado como Miguel M., vivió con la menor desde que esta tenía siete años. Sin embargo, al llegar a los 10 el hombre comenzó a abusarla sexualmente.

La niña recuerda que la primera vez ocurrió cuando su abuelita estaba ingresada en el hospital y su madre salía en horas de la madrugada hacia el hospital. Fue entonces, que el hombre aprovechó que el hermano de la menor salió a jugar con unos vecinos, y él le pidió que se quitara la ropa.

Debido a que la niña no accedió el hombre la amenazó con un corvo y le dijo que si no hacía lo que él le mandaba la mataría a ella, a su madre y a su hermano. Por lo que la menor obedeció todas las instrucciones de su padrastro. Finalmente la violó, en la misma cama donde dormía con la madre de la menor.

Los hechos continuaron durante dos años, hasta junio de 2015, luego de que la menor se fue un tiempo a vivir con su abuelita. Fue entonces que paró las agresiones físicas. Sin embargo, comenzó a agredirla verbalmente: “Sos una bicha puta, en cualquier momento vas a salir embarazada”, le decía a la menor quien ya tenía más de 12 años.

La adolescente por temor guardó silencio de todas las agresiones de las que fue víctima. Sin embargo, el sujeto comenzó a agredir con violencia física a la madre y esta decidió denunciarlo.

Entonces, se inició un proceso en contra del sujeto en agosto de 2016 por el delito de violencia intrafamiliar en el Juzgado de Familia de Apopa y le impusieron regímenes de protección, por lo que el hombre tuvo que abandonar el hogar. La mujer, finalmente, se separó del sujeto.

Fue hasta que ya se habían separado que la menor decidió romper el silencio en octubre de 2016. La madre estaba aconsejando a la menor que no fuera a tener novio porque aún estaba muy pequeña y ella se mostró nerviosa y le confesó toda la verdad.

La madre escuchó todas las vejaciones a la que su excompañero de vida sometió a su hija y decidió interponer una denuncia.

El caso llegó a los tribunales y luego del juicio el sujeto fue encontrado culpable y condenado a pagar 26 años y 8 meses de prisión por el delito de violación sexual en menor o incapaz continuada.

Comentarios