• Diario Digital | Jueves, 21 de Febrero de 2019
  • Actualizado 15:47

Sucesos - FALTA PRUEBA DEL ADN

Así fueron las últimas horas de vida de la empleada del Pollo Campestre que fue asesinada por su expareja

La familia continúa con el calvario de no saber si el cadáver encontrado en Usulután el cual desean darle cristiana sepultura para poner fin a un calvario de más de seis meses.

Zuleyma Marisol Flores Guardado, de 24 años de edad, desaparecida el 30 de mayo
Zuleyma Marisol Flores Guardado, de 24 años de edad, desaparecida el 30 de mayo
Así fueron las últimas horas de vida de la empleada del Pollo Campestre que fue asesinada por su expareja

La relación sentimental oculta que la empleada de Pollo Campestre sostuvo con un excompañero de trabajo la llevó a sufrir horas de agonía previo a ser asesinada a golpes el pasado 30 de mayo en una vivienda ubicada en el municipio de Mejicanos donde estuvo privada de libertad.

El reloj marcaba las 10 de la mañana cuando Zuleyma Marisol Flores Guardado, de 24 años de edad, salió de la casa para realizar unas diligencias a un centro comcercial de San Salvador.

Vestida con una camisa color morada del Real Madrid, un jeans celeste y zapatos deportivos color blancos, la mujer avisó a sus familiares sobre los lugares que iba a visitar y a los que se trasladó con una tarjeta de débito y su Documento Único de Identidad Personal (DUI). 

"Voy a ir a Metro, ya regreso", fue el aviso que Zuleyma dio a sus padres antes de abordar un microbús de la ruta 38-C del cual se bajó en la zona de El Diario de Hoy. Ahí, tomó otro bus que la llevó hasta Metrocentro. 

Tres horas más tarde, la familia Flores comenzó a preocuparse por la joven ya que no era normal que se ausentara por largos periodos. Al llamarle al celular este aparecía activado. Luego de cumplirse el tiempo establecido en la ley, el padre interpuso la denuncia ante las autoridades por la desaparición de la joven.

El angustiado hombre también comenzó a realizar las averiguaciones con amistades y trató de que la administración del centro comercial le mostrara pero estos le negaron el acceso alegando que tenía que ser por orden judicial.

El hombre también inició con una campaña de búsqueda en las redes sociales y fue hasta que El Salvador Times publicó la nota del caso que personal de Metrocentro le mostró la grabación en la que identificó a su hija y a su verdugo a quien solo señaló con el nombre de Wilmer.

"Las cámaras mostraron que ella andaba con un muchacho que se llama Wilmer, de quien nosotros no sabemos nada de él ni lo conocemos. En el vídeo se ve que él sale con ella por la parte donde están las letras rojas que dicen 'Metro', sostuvo en esa oportunidad el padre de Flores.

El asesinato de Zuleyma

Según la confesión de Wilmer Javier Zavala Gómez, nacido en Nicaragua, luego de encontrarse con su expareja se dirigieron a una vivienda ubicada en el municipio de Mejicanos.

Estando en el lugar, el acusado arremetió con golpes sobre la integridad de Zuleyma quien poco pudo hacer ante el ataque por el que terminó muerta. Algo que las autoridades se han limitado a presentar con un supuesto ya que los resultados de los exámenes que demuestren esto se tendrán en una semana.

Posterior al asesinato, el imputado preparó el cadáver de la joven y lo introdujo en una bolsa plástica y en el forro de una colchoneta para viajar con él desde Mejicanos hasta San Dionisio, municipio de Usulután, luegar en el que lo enterró en una propiedad de la nueva pareja del imputado. 

Seis meses después, la investigación de este caso -que el padre de la joven denunció que estuvo a punto de cerrarse- dio con la captura del hombre quien señaló que había arrojado el cuerpo en un pozo de aproximadamente tres metros de profundidad.

Acusado por privación de libertad

En horas de la tarde del jueves, la Fiscalía General de la República presentó el requerimiento contra el detenido por el delito de privación de libertad ya que aún no se ha podido acreditar que el cuerpo de la víctima sea el localizado en el oriente del país.

El Juzgado Segundo de Paz de Mejicanos decretó la detención del sujeto a quien se le podría modificar el delito que se le imputa dependiendo de los resultados que arroje la muestra de ADN practicada.

De momento, la familia continúa con el calvario de no saber si el cadáver encontrado es el de Zuleyma una joven que quienes la conocieron remarcan el deseo de superación que tenía y que se vio truncado por amar al hombre equivocado.

Comentarios