• Diario Digital | lunes, 08 de agosto de 2022
  • Actualizado 10:09

Sucesos - Era auditor del Ministerio de Hacienda

Benjamín Galdámez, el hombre que se tiró del segundo piso del mercado Cuscatlán, lo hizo aparentemente borracho y despechado

Algunos de los testigos aseguran que el hombre había tenido una discusión amorosa con una mujer minutos antes de lanzarse de las gradas del segundo nivel del mercado hacia el sótano.

mercado cuscatlan
Benjamín Galdámez, el hombre que se tiró del segundo piso del mercado Cuscatlán, lo hizo aparentemente borracho y despechado

Benjamín Galdámez Recinos, un auditor del Ministerio de Hacienda, llegó alrededor de las 7 de la noche del viernes pasado al Mercado Cuscatlán a departir con unos amigos, entre ellos una mujer -su supuesta pareja- con la que habría discutido minutos antes de decidir arrojarse desde el barandal de las gradas del segundo piso hasta el fondo del sótano del mercado.

Esa es la versión que corre en los pasillos del Mercado Cuscatlán dos días después de ese fatídico viernes en el que Benjamín perdió la vida.

Un dueño de uno de los bares que están en la azotea del mercado confirmó a El Salvador Times que vio a Benjamín llegar alrededor de las 7 de la noche. En el lugar, se encontraba con una misteriosa mujer -al parecer su pareja- y otras personas.

"Anduvo de bar en bar. A todos nos consumió", recordó el joven administrador de este antro. Luego, recuerda que comenzó a llover y todas las personas se resguardaron dentro de uno de los locales que está desocupado y en una pequeña zona techada en la azotea. Ahí, también se encontraba Benjamín.

De pronto, algo cambió. Benjamín y la mujer, quien fue la última que estuvo a su lado, comenzaron una acalorada discusión. Muchos los vieron, pero no se asustaron. Es una escena bastante común en el lugar.

Como a las 9:30 de la noche, hombre y mujer decidieron irse. La pareja aún discutía y entre gritos y ademanes comenzaron a bajar las gradas que conectan al tercero con el segundo piso.

Varios testigos recuerdan como Benjamín se tambaleaba. Parecía que los tragos lo tenían mareado.

Al llegar al segundo piso, la discusión dio un giro inesperado. Benjamín se asomó al barandal de las gradas y se arrojó.

La caída fue de más de 10 metros y Benjamín murió de inmediato.

gradas mercado cuscatlan

Desde este lugar se arrojó Benjamín, al fondo quedó su cuerpo. 

Su cuerpo quedó tendido en el sótano del mercado Cuscatlán, en uno de los puestos que aún no han sido ocupados. De él, ya no hay rastros en el lugar.

La lluvia impidió que los que estaban departiendo en los bares se dieran cuenta, pero la voz corrió. De inmediato, varias personas se agolparon a observar la terrible escena. El alcohol y una pelea sentimental se habrían cobrado la vida de Benjamín. De la misteriosa mujer, no se sabe nada.

La esposa de Benjamín dijo a un medio de comunicación que su esposo no tomaba, pero los testigos afirman lo contrario y aseguran además que esa pelea amorosa había sido el motivo de este posible suicidio.

Vendedores con temor

Uno de los trabajadores de uno de los bares recuerda con tristeza la noche del viernes. “Fue terrible”, expresa y los recuerdos le fruncen el ceño. “Más que yo lo vi, ahí tirado, muerto, fue horrible. Esa noche, ni dormir pude”, se lamentó.

Los vendedores temen que la sombra de esta muerte opaque el negocio de los que venden en el mercado. “La gente es supersticiosa y malintencionada”, dice una de las vendedoras de ropa a pocos metros de donde quedó el cuerpo de Benjamín.

Otro de los vendedores espera que esa muerte no vaya ser utilizada para “manchar” el prestigio que tiene el mercado y que la gente siga llegando sin temor. “Esa fue una cuestión de alcohol”, dijo otra de las vendedoras consultadas.

Finalmente, la autopsia que se le practique será la que revele la verdad.

MIRA ESTO Y COMPRENDERÁS MEJOR LO QUE ESTÁ PASANDO EN ESTE CASO...

Comentarios