• Diario Digital | jueves, 13 de mayo de 2021
  • Actualizado 10:13

Sucesos - San Salvador

Astram advierte con rodear de camiones de basura la colonia donde vive el alcalde Muyshondt

Producto de las protestas, el sistema de recolección de basura se ha visto afectado y hay varias calles de San Salvador que están inundadas de desperdicios.
Astram 1
Imagen tomada de la cuenta de Twitter de Astram.
Astram advierte con rodear de camiones de basura la colonia donde vive el alcalde Muyshondt

La Asociación de Trabajadores Municipales (Astram) ha advertido que rodeará de camiones de basura de la alcaldía de San Salvador las inmediaciones de la vivienda del alcalde capitalino, Ernesto Muyshondt.

Los hechos se enmarcan en una disputa desde hace meses entre los sindicalistas y el edil.

El Sindicato ha denunciado en diferentes ocasiones lo que considera como situaciones irregulares por parte de la actual administración del edil, del partido ARENA: una de las últimas es que no se les proporciona el equipo necesario para desarrollar sus actividades y que no se les está dando fondos para el combustible de los camiones recolectores de basura.

La situación ha provocado un paro parcial en la recolección de desechos sólidos que tiene muchas de las arterias de la capital inundadas de basura.

Es por no tener respuesta a esa situación, señalan, que van a tomar la medida de obstruir el paso en los alrededores de la colonia donde vive el alcalde.

“Colocaremos todos los camiones de la alcaldía de San Salvador en forma de un anillo en la colonia donde reside Ernesto Muyshondt por lo que desde ya, avisamos a sus residentes que nos disculpen por los inconvenientes causados”, dijo la asociación.

El edil reaccionó a la decisión de Astram señalando que tiene intereses políticos por parte de Mario Durán, alcalde electo; y Rolando Castro, ministro de Trabajo.

“El acoso, la persecución política, la complicidad policial y presidencial, y el uso indiscriminado, burdo y descarado de cargos ministeriales, recursos e instituciones del Estado para amedrentar a opositores ha llegado a niveles nunca antes vistos en El Salvador (sic)”.

 

Comentarios