• Diario Digital | domingo, 03 de julio de 2022
  • Actualizado 09:39

Sucesos - Esta tarde

CNR dice que sociedad Montecristo solo fue inscrita pero no reportó movimientos

El Centro Nacional de Registros salió en defensa de la empresa que fue fundada por José Adán Salazar, Rogelio Cervantes y el vicepresidente de El Salvador ,Óscar Ortiz.

Rogelio Canales, director del CNR
Rogelio Canales, director del CNR. Foto: Diana Arias
CNR dice que sociedad Montecristo solo fue inscrita pero no reportó movimientos

Las autoridades del Centro Nacional de Registros (CNR) salieron en defensa de la empresa Desarrollos Montecristo, que según la Fiscalía General de la República (FGR) es objeto de investigación en un caso de lavado de dinero donde se investiga a José Adán Salazar, quien es uno de los socios fundadores de la sociedad en mención.

Los otros accionistas son el actual vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, y el empresario Rogelio Cervantes.

"Desarrollos Montecristo S.A. de C.V. es una sociedad inactiva, que no tiene ningún acto de registro que está en el año 2010 sin ningún cumplimiento de responsabilidades", explicó Rogelio Canales, director del CNR.

Según Canales, desde la institución no han dado información sobre movimientos comerciales de la empresa, ya que esta no reporta algún tipo de actividad comercial.

Las declaraciones se dieron justo después de una conferencia de prensa convocada por la FGR donde señalaron que la sociedad Montecristo "sí tuvo algunas ventas de bienes", específicamente se trata de la venta de tres inmuebles que quedaron en propiedad del vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, según el fiscal general, Douglas Meléndez.

De acuerdo a Meléndez, la empresa "no mencionó al fisco actividades de ese tipo y puede ser un hecho del que no hubo tributación en su momento, tampoco se presentaron balances de registro de comercio, y eso significa que no hubo activos, pero en la practica sí los hubo".

A pesar de ello, el titular del CNR explicó que "no tenemos más información que la escritura de constitución de la sociedad en el año 2000 y un poder otorgado por el representante legal de la empresa a uno de sus accionistas".

Aclaró que si una sociedad inscrita no funciona por diferentes motivos, lo normal es que sea disuelta, "pero la inmensa mayoría no lo hace". "Existen jurídicamente, pero no tienen funcionamiento", agregó.

Sin embargo, las autoridades aceptaron que es obligación de ley que las empresas presenten un balance financiero anual, "aunque no todas lo hacen (...) como no existe sanción, si quieren lo hacen y si no quieren, no lo hacen".

"Si no van a trabajar, lo normal sería que liquiden, que pero como eso implica que tienen que pagar los otros balances muchas se abstienen de hacerlo", indicó Canales.

El funcionario no quiso responder si la aclaración no solicitada sobre el caso de Montecristo tenía que ver con algún tipo de presión y se limitó a decir que lo hacen porque son una institución "preocupada por nuestro buen nombre". "Yo no estoy para defender al vicepresidente de la República, él tendrá la capacidad de hacerlo en el caso de que fuera necesario", puntualizó.

Comentarios