• Diario Digital | martes, 29 de noviembre de 2022
  • Actualizado 06:29

Sucesos - Utilizaron un DUI robado

Compraron vehículo con cheque sin fondos para luego venderlo a través de OLX

Una  mujer y dos hombres compraron un vehículo y depositaron un cheque sin fondos en la cuenta bancaria de la vendedora, pero antes que el banco se percatara que este no tenía fondos vendieron el carro a una segunda víctima.

Presa3
Imagen de referencia
Compraron vehículo con cheque sin fondos para luego venderlo a través de OLX

Una mujer fue enviada a prisión por estafar a un comerciante sonsonateco a quien le vendió un vehículo que horas antes había adquirido con un cheque sin fondos. Para realizar la compra-venta, la mujer había utilizado un DUI que fue hurtado en un bus del transporte colectivo. 

Según la Fiscalía, Wendy Carolina Ramírez Espinoza, de 24 años, actuó en complicidad con dos sujetos para adquirir un vehículo ofertado en la página de Internet OLX  y luego lo vendió a través de la misma plataforma.

Según el ministerio público, Ramírez Espinoza engañó de esta forma a dos personas en el mes de agosto del año 2015. A una de ellas le compró un Honda Civic, año 2009, en $7,800 con un cheque sin fondos el cual depositó en la cuenta bancaria de la vendedora, y horas más tarde le vendió a otra persona el mismo automóvil en $6,000. Los ofendidos testificaron en su contra y la señalaron como la responsable del delito.

Para cometer dichas estafas, la imputada se hizo pasar por Amy Nohemí Ascencio Minero, a quien días antes le habían hurtado sus documentos personales en un bus del transporte público. 

De acuerdo a la acusación fiscal, un sujeto, identificado como Walter José Ascencio, se comunicó con una de las víctimas vía celular y acordó una reunión a la que luego asistió Ramírez Espinoza, quien se hizo pasar por su hermana para firmar los papeles.

Ascencio llamó a la propietaria del vehículo, identificada como Nancy Margarita Acosta, el  13 de agosto del año 2015, y le manifestó que estaba interesado en comprarle el carro que esta había ofertado por OLX. 

Según Acosta, el sujeto le dijo que se encontraba en Santa Ana por lo que su hermana llegaría para ver el carro por el cual pedía $8,300 en el sitio de Internet. El 14 de agosto ambas se reunieron en el Centro Comercial Plaza Mundo. Así fue como Ramírez Espinoza llegó al lugar acompañada de otro sujeto identificado como Carlos Jonathan Girón Urbina, quien además era su novio, y a quien presentó como el mecánico que revisaría el vehículo.

Luego de negociar y convenir el precio de la compra por $7,800, acordaron que José Ascencio -quien se había comunicado desde un principio vía telefónica- depositaría el dinero en la cuenta bancaria de la víctima. Según Acosta, una vez le notificaron que la transacción había sido realizada acudieron donde un abogado para realizar la compra-venta a nombre de Ramírez Espinoza.

Esa misma noche, José Ascencio colocó el anunció de la venta del carro nuevamente en OLX a un precio de $6,300. Guillermo Stanley Corleto Ruiz, de 44 años, un comerciante sonsonateco, se comunicó con él para manifestarle que estaba interesado en comprarle el automóvil.

Ambos acordaron una reunión en las cercanías de Sertracen, en San Salvador, y Ascencio utilizó la misma mecánica: le dijo que a la cita llegaría su hermana, a quien nuevamente identificó como Amy Nohemí Ascencio Minero. 

La mujer nuevamente llegó acompañada de Girón Urbina y con los papeles del vehículo que habían comprado a Nancy Margarita Acosta, quien hasta ese momento no se había percatado que el cheque que le habían depositado a su cuenta bancaria no tenía fondos.

Corleto Ruiz acordó la compra del automotor en $6,000; sin embargo negoció entregarles $1,000 en San Salvador y los $5,000 restantes en un negocio de su hermano en Santa Ana. 

La víctima dijo haber tenido un mal presentimiento, ya que la imputada y su novio parecían muy nerviosos, por lo que los citó en la oficina de Santa Ana, donde tenía cámaras de seguridad. 

"Le dije (a la imputada) si estás actuando mal, me vas a volver a ver", recordó Corleto Ruiz durante la vista pública. 

Una vez adquirido el vehículo, el comerciante acudió a Sertracen para poner los papeles del automóvil a su nombre; sin embargo, días después le notificaron que el carro tenía reporte de robo en la Policía Nacional Civil (PNC).

Corleto Ruiz acudió a la Policía y el vehículo le fue devuelto a Nancy Margarita Acosta, su propietaria original, mientras que él interpuso la denuncia contra Ramírez Espinoza y los dos hombres. 

Los tres acusados fueron capturados. Carlos Jonathan Girón Urbina concilió con la víctima, mientras que Wendy Carolina Ramírez Espinoza fue condenada a tres años de prisión por el juzgado Quinto de Sentencia de San Salvador y Walter José Ascencio se encuentra a la espera del proceso judicial en su contra.

Comentarios