• Diario Digital | miércoles, 25 de mayo de 2022
  • Actualizado 07:57

Sucesos - Juicio será el 14 de agosto

Le debía $5,000 por la compra de un carro y ahora es el principal sospechoso de haberlo matado

Los hombres eran amigos y socios en varios negocios de vehículos. Cuando uno de ellos fue asesinado, el otro pasó a convertirse en el principal sospechoso como autor intelectual.

homicidio santa ana
Imagen de referencia.
Le debía $5,000 por la compra de un carro y ahora es el principal sospechoso de haberlo matado

A Jorge Roberto Chávez Díaz, un arquitecto de 45 años, lo mataron de cinco balazos en un taller al que su amigo Jaime Roberto P. Q., de 42 años, lo había llevado para ver los avances que tenía un vehículo que le estaban reparando.

Esa tarde lluviosa del 5 de junio de 2016, un hombre con ropas oscuras entró al improvisado taller de enderezado y pintura con un arma de fuego y se dirigió directamente a Jorge: "Dame el dinero, dame el dinero", le exigió.

Sin embargo, Jorge no andaba nada. Se metía las manos a la bolsa del pantalón y se las mostraba vacías. No era mentira, él no andaba ni un cinco.

El ladrón continuaba con la exigencia, pero Jorge no tenía qué darle. Había dos hombres más en el lugar: Jaime y el mecánico, pero el delincuente solo se dirigía a él.

El sujeto les pidió a los tres hombres que se tiraran al suelo. Todos obedecieron y en ese momento el delincuente le dejó ir cinco disparos a Jorge. Todos sonaron huecos, pues al parecer tenía puesto un silenciador.

Ahí quedó tendido el cuerpo, mientras Jaime y el mecánico quedaron a un lado, ambos ilesos.

Ese mismo día, la Policía capturó a Jaime como el principal sospechoso del asesinato.

¿Por qué lo acusan a él?

Jorge y Jaime se conocieron en 2015 en Internet, por un negocio de repuestos de carros, según consta en el documento judicial. A Jorge le apasionaban los autos, manejaba un Volvo gris y se le había metido entre ceja y ceja que quería comprar una camioneta.

En abril de ese 2016, Jorge le pidió a Jaime que le comprara una camioneta Volvo y le pagó $5,000 en concepto de adelanto, porque le había dicho que la traería de Estados Unidos. Pasaron los meses y la camioneta nunca llegaba, pero Jorge seguía confiado en que su amigo cumpliría su parte del trato.

Mientras eso pasaba, le pidió que le consiguiera un enderezador para arreglar otra camioneta que tenía, pues tenía un golpe en el lado derecho.

El enderezador le dijo que le cobraría $400 y Jorge se lo entregó a Jaime, pero este solo le dio $30 para mano de obra y $15 para materiales. El mecánico le dijo que era imposible avanzar con tan poco dinero, pero no le importó.

A los días, Jorge le pidió a Jaime que lo llevara a ver el vehículo al taller, que está en la calle Los Ángeles de la colonia California, en el camino a Planes de Renderos. 

Ese 5 de junio llegaron al lugar a eso de las 4:10 de la tarde. “No veo mayor avance”, le dijo Jorge al mecánico y entonces se dio cuenta que Jaime no le había entregado todo el dinero. En ese momento Jaime le dijo que se iría a comprar gasolina. Se tardó alrededor de 10 minutos y volvió, pero sin gasolina y algo nervioso, según el requerimiento judicial. 

El mecánico aseguró que esto despertó sus sospechas, porque la gasolinera está a pocos metros del lugar y Jaime había vuelto sin nada. A los minutos, ingresó el hombre que mató a Jorge a quemarropa.

Según algunos testigos citados en el proceso judicial, un sujeto se bajó de un Toyota Yaris rojo y luego de entrar a ese taller, salió corriendo del lugar. Según la acusación fiscal las dudas recaen en Jorge, pues al salir habría pactado con el autor material para que asesinara a Jorge.

El motivo que habría tenido es la deuda de $5,000 que tenía por la camioneta y los $400 que debía destinar para el enderezado y que no había entregado. 

De hecho, en el expediente consta que Jaime cuando fue capturado estaba muy nervioso y habría dicho que seguramente él sería el primer sospechoso, justamente por la deuda que tenía con él. 

El Tribunal Tercero de Sentencia de San Salvador conocerá este casi en el juicio que está programado para el 14 de agosto, en el que se aclaran los hechos y se determinará si las sospechas son ciertas y si Jaime es el coautor de este asesinato.

Aclaración

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios