• Diario Digital | jueves, 22 de febrero de 2024
  • Actualizado 09:37

Sucesos - Múltiples crímenes

Dexter, el temido pandillero de Chilanga al que se le acusa de matar a 17 personas a sangre fría

Por todos los crímenes que se le imputaban a "Dexter" era buscado por la Policía como "agua de mayo" y él lo sabía perfectamente, por lo que para no ser localizado se escondió en la zona rural y montañosa del municipio de Chilanga, en Morazán.

El Dexter
Henry Salvador Argueta Vásquez, de 28 años de edad, alias "Dexter", acusado de cometer al menos 17 homicidios.
Dexter, el temido pandillero de Chilanga al que se le acusa de matar a 17 personas a sangre fría

Henry Salvador Argueta Vásquez, de 28 años de edad, alias "Dexter", es un temido pandillero de la MS-13 que junto a un grupo de criminales se le acusa de matar a 17 personas a sangre fría en la zona norte del municipio de Chilanga del departamento de Morazán.

El sujeto era temido en los cantones y caseríos de Chilanga, a tal grado que nadie de los pobladores de la zona se atrevía a interponer una denuncia en su contra por el temor que infundía en la gente. Sin embargo, era de los delincuentes más buscados de la zona norte de ese municipio.

Los crímenes los habría ejecutado junto a sus compinches entre los años 2017 y 2018, pero desde hace aproximadamente ocho años que operaba con la pandilla en la zona, según las investigaciones policiales.

Y es que al sujeto se le venía siguiendo la pista sigilosamente desde aproximadamente cinco años cuando se volvió más activo dentro de la estructura criminal. Sin embargo, era difícil localizarlo porque había emigrado a la zona rural de ese municipio, donde permanecía oculto.

Las autoridades señalan que la forma en que asesinaba a sus víctimas era fría, rápida, sin tener perdón ni misericordia. Con ello, infundía "terror y miedo" en la población y sus adversarios; además de escalar posición dentro de la pandilla.

Su mirada fija y amenazante, rostro serio esconde un sinfín de crímenes del que ha sido parte. "Las armas que utilizaba para asesinar a sus víctimas eran pistolas y siempre le acompañaban cuatro sujetos más. Llegaba a los lugares donde estaban las víctimas y sin decir nada les disparaba hasta asesinarlas", sostuvo la fuente consultada.

Una fuente policial dijo a El Salvador Times que se están haciendo las investigaciones y hay una fuerte presunción que Argueta, junto a otros cuatro miembros de la MS que siempre le acompañaban, habrían cometido las 17 muertes de personas que en su mayoría eran gente civil, pobladores de la zona.

Familia de policía y un árbitro

Entre las víctimas que fueron asesinadas, y en cuyas muertes habría participado "Dexter", están los padres y hermana de un agente policial, así como la de un árbitro de fútbol.

En el primer caso, el cual fue un triple homicidio ocurrido el 6 de julio del 2018 en el caserío Quebrada Onda, municipio de Chilanga, las víctimas fueron: María Albertina López, de 65 años de edad; Fernando Coreas, de 70, y Marleny Coreas López, de 31. Se trataba de madre, padre y hermana de un agente de la Policía.

Los informes preliminares que se tuvieron en el momento fue que entre siete a ocho miembros de la MS llegaron vestidos de negro e ingresaron a la vivienda y con pistolas asesinaron a las víctimas.

Mientras que el segundo hecho delictivo sucedió el 15 de diciembre del presente año. En este un árbitro de fútbol fue asesinado cuando se encontraba dirigiendo un partido de en una cancha del caserío Piedra Parada del mismo municipio.

La víctima fue José Cristóbal Benítez, de 39 años de edad, quien recibió cinco disparos que le quitaron la vida casi al instante. Fuente policiales señalaron que el árbitro dio el primer silbato cuando sus verdugos le salieron al paso. 

Su captura

Por todos los crímenes que se le imputaban a "Dexter" era buscado por la Policía como "agua de mayo" y él lo sabía perfectamente, por lo que para no ser localizado se escondió en la zona rural y montañosa de Chilanga.

Una fuente reveló a la Policía que el martes 25 del presente mes, había bajado de la montaña hacia el pueblo y estaba en una vivienda ubicada en el barrio Concepción.

Fue en ese momento que agentes policiales rodearon la casa y le mandaron a que saliera. El sujeto, al verse acorralado y sin tener escapatoria, se entregó a las autoridades sin oponer resistencia.

"Cuando se detuvo no opuso resistencia, como resignado de que su captura fue por los crímenes que había cometido", precisó la fuente consultada.

Argueta fue llevado a las bartolinas de la delegación de Morazán y la mañana del miércoles fue remitido hacia el Tribunal Especializado de Instrucción de San Miguel, el cual desde hace tiempo lo estaba requiriendo por homicidio agravado y agrupaciones terroristas.

Comentarios