• Diario Digital | martes, 06 de diciembre de 2022
  • Actualizado 10:52

Sucesos - El caso ha pasado a etapa de instrucción

Doctora del ISSS es acusada de haber dejado a mujer estéril luego de una mala praxis en una cesárea

La doctora seguirá el proceso en libertad, mientras la Fiscalía realiza la investigación en su contra.

Mujer embarazada
Foto referencia.
Doctora del ISSS es acusada de haber dejado a mujer estéril luego de una mala praxis en una cesárea

Una doctora del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) es acusada por el delito de lesiones culposas, luego de supuestamente haber realizado una mala praxis en una cesárea que le realizó a una mujer en el Hospital Amatepec el pasado 8 de febrero de 2017.

Según el expediente fiscal, la doctora Ángela María Cortez de Linares, de 52 años de edad, atendió a la víctima cuando se presentó a una consulta de parto, ya que estaba en estado de embarazo y presentó dolores. Al llegar al hospital, los médicos determinaron que era necesario realizar cesárea por tener sufrimiento fetal.

Fue ingresada al área de partos donde nació el bebé sin ninguna complicación.  La cesárea fue practicada por la doctora Cortez y la mujer fue dada de alta dos días después.

La víctima asegura que fue hasta el 2 de marzo que se despertó con ganas de ir al baño y al levantarse vio que había sangre en su cama y se sentía mala de salud por lo que fue  trasladada por su esposo nuevamente hacia el hospital Amatepec. 

Cuando llegaron al lugar no los querían atender ya que mencionaban que ella no tenía derecho a la consulta porque no era cotizante. Insistieron en que la atendiera, pero solo le administraron suero.  

Fue trasladada al Hospital de la Mujer donde llegó en estado crítico y fue atendida de inmediato.  La sometieron a una cirugía abdominal por presentar cuadro clínico grave, pues presentaba restos de placenta, desgarres internos y múltiples complicaciones causados por la cesárea que se le había practicado días antes.

Según la Fiscalía, la paciente pasó 90 días en estado delicado y las lesiones fueron causadas por una mala praxis, de tal manera que ahora las secuelas son irremediables ya que no volverá a procrear.

La víctima ha pedido que por todos los daños ocasionados se le impone una responsabilidad de $150,000 a la doctora.

La audiencia inicial en este caso se llevó a cabo en el Juzgado Segundo de Paz de Soyapango, que envió el caso a la siguiente etapa y le decretó medidas alternas a la detención a la doctora procesada. La profesional de la salud deberá presentarse a firmar cada quince días al juzgado de instrucción, además no deberá cambiar de domicilio.

Aclaración

Comentarios