• Diario Digital | lunes, 26 de agosto de 2019
  • Actualizado 00:58

Sucesos - DECLARACIONES

La última esposa de "Toby" pide que dejen de vincularla con su hermana, la cabecilla de la banda de sicariato "Las Viudas Negras"

La hermana de la imputada no quiso hablar sobre la relación actual con el hijo del líder religioso, Toby Jr, así como tampoco habló de su participación en la congregación es es su vida privada, dijo. 

Al momento de cuestionarla sobre los inicios de la relación con el pastor, Flores se negó a contestar cualquier pregunta “creo que no tiene nada que ver con el proceso. Es mi vida privada", señaló.
Al momento de cuestionarla sobre los inicios de la relación con el pastor, Flores se negó a contestar cualquier pregunta “creo que no tiene nada que ver con el proceso. Es mi vida privada", señaló.
La última esposa de "Toby" pide que dejen de vincularla con su hermana, la cabecilla de la banda de sicariato "Las Viudas Negras"

A casi un año de la muerte del pastor Edgar López Beltrán (padre), mejor conocido como Hermano Toby, la última de sus esposas rompió el silencio ante los señalamientos que se le han hecho por ser la hermana de la denominada cabecilla de la estructura de sicariato “Las Viudas Negras”.

En una entrevista exclusiva con El Salvador Times, Gabriela Guadalupe Flores, ahora viuda del religioso, se desmarcó de las actividades delictivas de las que se acusa a su hermana; así como también, solicitó que la memoria de su difunto esposo sea respetada y que ya no se vincule con la estructura criminal liderada por Esmeralda Flores.

A raíz de la entrevista que brindó a este medio el pastor general del Tabernáculo Bíblico "Amigos de Israel", Edgar López Beltrán Junior sobre su padre y lo que él pensaba sobre las acusaciones en contra de Flores, el equipo jurídico de esta contactó a El Salvador Times para romper el silencio, sobre este caso que salpicó su nombre por haber sido citada en un expediente judicial —en poder de este medio— como hermana de Esmeralda Flores, la cabecilla de la banda "Las Viudas Negras". 

Sentada en la mesa de un reconocido restaurante de la capital, la viuda y su equipo de asesores jurídicos —quienes le indicaron el tipo de declaraciones que daría— sentaron postura sobre el tema. La entrevista también se da después de la captura de profesionales de derecho y salud ligados a la estructura, justo la semana pasada.

Flores es una mujer de 26 años de tez blanca, de estatura media. A primera vista se puede notar que dedica tiempo a su apariencia física ya que utiliza maquillaje brillante y ropa fina.  

Tras la muerte del líder religioso, la mujer remarcó que a pesar de tener un vínculo familiar con la imputada, su vida personal y la relación amorosa que mantenía Bertrán y ella no están relacionadas. Asimismo, enfatizó sentirse dañada emocionalmente debido a que, dijo, ambos son injustamente señalados.

“Quisiera que se dejara de mencionar el nombre de mi fallecido esposo (hermano Toby) por la sensibilidad que me da, a penas a un año del fallecimiento. Estoy hablando como esposa. Por el dolor que me da que se esté mencionando a mi esposo, no me parece justo”, señaló Flores con un tono serio y con la mirada fija.

Al momento de cuestionarla sobre los inicios de la relación con el pastor, Flores se negó a contestar las preguntas. “Creo que no tiene nada que ver con el proceso. Es mi vida privada, cuando esté de acuerdo en contarla, pues lo voy a hacer”, señaló mientras dibujaba una pequeña sonrisa.

Este medio tuvo acceso al requerimiento fiscal sobre el caso de la banda de sicarios en el que se señalaba el parentesco familiar entre Esmeralda y Gabriela, algo que esta última confirmó.

“Él (Bertrán) no tiene nada que ver, ni un vínculo directo o sanguíneo con mis hermanas. Y que me mencionen a mí pareciera ser una situación normal por ser media hermana de ella”, aclaró la mujer que ha sido señalada por el círculo familiar del desaparecido líder religioso, quienes sospechan que ella podría estar detrás de la muerte del pastor.

Sin respuestas sobre la relación con su hermana 

Por otro lado, Flores se negó a responder los cuestionamientos realizados por la relación que mantiene con su hermana, quien actualmente se encuentra en prisión. “No puedo hablar del tema”, contestó la mujer de cabello rubio, que llamaba la atención entre los clientes del restaurante en el que estaba.

López Bertrán falleció en noviembre de 2017 por causas que aún no han sido reveladas. El religioso, de 78 años, era el pastor general de una de las congregaciones cristianas más importantes del país, quien además se caracterizó por la polémica.

Tras su muerte, el cargo pastoral pasó a las manos de su hijo, quien también ha heredado el apelativo y es conocido como Toby Junior. 

Pocos días después del fallecimiento, el círculo íntimo comenzó a sospechar y a señalar a Gabriela de que podría estar involucrada con su muerte, pero esto solo quedó en rumores, pues no se ha confirmado ni existe algún tipo de denuncia ante las autoridades.  

En una entrevista con este medio, Toby Junior señaló que no es ajeno de aquellas sospechas y aunque no es contundente en acusar a la viuda de su padre como la responsable de su súbita partida, tampoco se cierra a esa posibilidad. 

"Yo creo que una persona cuando es así, el peor castigo es ser quien ellos son y donde quiera que vayan en cualquier lugar van a saber del mal que pudo haberle hecho a la institución o a él (hermano Toby) en cualquier momento, si lo hizo o no lo hizo, saquen ustedes las conclusiones”, dijo Junior a este medio.

La Fiscalía General de la República (FGR) acusó a varias mujeres de aliarse con pandilleros de la MS para obligar a mujeres jóvenes a casarse con hombres mayores y de buena posición social para luego asesinarlos y cobrar jugosos seguros que eran repartidos entre los delincuentes.

Actualmente, la estructura criminal se encuentran en prisión y sus miembros son procesados por los delitos de trata de personas, explotación laboral y sexual, entre otros.

Comentarios