• Diario Digital | sábado, 01 de octubre de 2022
  • Actualizado 00:00

Sucesos - Asesinato de empresario

Dos mujeres serán investigadas para determinar las causas del crimen del dueño de Termales de Santa Teresa

Aparte de las dos mujeres que están bajo investigación, las autoridades están tras la pista de algunos ex trabajadores con vinculación de pandillas, los cuales fueron contratados por Batres Bendix.

Empresario Batres
Marco Batres, dueño de Termales Santa Teresa
Dos mujeres serán investigadas para determinar las causas del crimen del dueño de Termales de Santa Teresa

Los problemas sentimentales podrían estar tras el asesinato del propietario de Termales de Santa Teresa, Marco Antonio Batres Bendix, quien fue ultimado a tiros la madrugada del martes en ese turicentro, localizado en Ahuachapán.

Una fuente policial que conoce el caso confirmó a El Salvador Times que como parte de las indagaciones se ha puesto bajo la lupa a la esposa del empresario a una mujer joven con quien, al parecer, mantenía un amorío.

Esta fuente confirmó que el día del asesinato, la amante, a quien describen como una mujer joven, llegó al lugar junto a un niño procreado con Batres. "Se le preguntó sobre el caso, pero dijo no saber nada", indicó esta persona.

Por otra parte, aparecen las dudas sobre la esposa de la víctima, quien "no lloraba para nada", lo que en términos de investigación puede denotar que no existe algún sentimiento de luto por la pérdida de una persona que se supone cercana. Para sustentar este hallazgo, la fuente precisó que al día siguiente del crimen, la esposa llegó al turicentro y atendió a los clientes de manera normal, "actuaba como que nada había ocurrido".

En efecto, un periodista de El Salvador Times confirmó vía telefónica que el negocio nunca dejó de atender a los visitantes. Incluso al preguntarle a un empleado por la seguridad en la zona en caso que un turista quisiera pasar la noche en Termales de Santa Teresa, este respondió que en el lugar "hay seguridad".

La Policía maneja la hipótesis que el asesinato pudo haber sido un "encargo" de alguna persona que no quería ver con vida a Batres Bendix y que "le servía más estando muerto", por lo que no se descarta que esta persona pudiera haber contratado a sicarios.

Y como el lugar es vulnerable y asediado por la Mara Salvatrucha, era sencillo hacer pasar el crimen como uno más de los que cometen estos grupos terroristas.

Policía ya tiene videos

La Corporación policial ya incautó las cámaras de videovigilancia que estaban en el lugar para investigar y tratar de identificar los rostros de las personas que estuvieron ese día en el lugar.

Aparte de las dos mujeres que han sido increpadas, se están investigando a los ex trabajadores con vinculación de pandillas, los cuales fueron contratados por Batres Bendix.

También, la Policía tiene información de que el empresario de quien se dice tenía mal carácter, habría tenido problemas con otros propietarios de negocios vecinos.

OTRAS NOTICIAS EN NUESTRAS SECCIONES

Comentarios