• Diario Digital | sábado, 24 de agosto de 2019
  • Actualizado 14:58

Sucesos - SIGUE LA INCERTIDUMBRE

"Estuvieron a punto de cerrarme el caso", narra padre de empleada del Pollo Campestre sobre el calvario que vive desde hace seis meses

El padre de la joven se quejó del trato recibido por las autoridades a cargo del caso de su hija y consideró que de no haber contratado a un abogado particular el caso estaría cerrado.

Zuleyma Marisol Flores Guardado, de 24 años, desaparecida el 30 de mayo y sus restos fueron encontrados el 4 de diciembre.
Zuleyma Marisol Flores Guardado, de 24 años, desaparecida el 30 de mayo y sus restos fueron encontrados el 4 de diciembre.
"Estuvieron a punto de cerrarme el caso", narra padre de empleada del Pollo Campestre sobre el calvario que vive desde hace seis meses

El calvario de más de seis meses vivido por la familia de la empleada del Pollo Campestre que desapareció en Metrocentro se alargará por lo menos una semana más ya que este es el tiempo que representantes de Medicina Legal se tardarían en confirmar que los restos humanos encontrados en Usulután son los de la joven.

El padre de Zuleyma Marisol Flores Guardado, de 24 años de edad, arremetió contra las autoridades de seguridad por el tipo de atención recibida y que lo mantiene en zozobra ya que a pesar de haberse divulgado la noticia de la muerte de la joven no hay ningún documento que certifique lo establecido por voceros de la Policía Nacional Civil (PNC).

"Me ha tocado andar para arriba y abajo, perder días completos para hacerles fuerza a la Fiscalía y Policía para que investigaran el caso porque lo querían cerrar", denunció el familiar de la joven quien tuvo que recurrir a un abogado particular para ser escuchado en las instituciones que señaló.

"Si no hubiera contratado un abogado particular el caso estaría cerrado, porque él se encargó de las diligencias y era a quien atendían las diferentes instituciones involucradas", señaló el hombre quien también recurrió a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) y a la Universidad Centroamericana "José Simeón Cañas" (UCA).

"Es duro enterarse de esta noticia"

La noticia divulgada por voceros de la PNC, la media noche del martes, tomó por sorpresa a la familia Flores quienes durante el tiempo en el que tarden los resultados tendrán que realizar una serie de trámites administrativos para poder reclamar el cuerpo, en caso las pruebas sean positivas.

"Es duro enterarse de esta noticia, porque uno no se espera tal cosa. Uno no se siente normal, en mi familia hemos llorado y son cosas que no se le desean a nadie", expresó muy dolido el hombre quien fue notificado de la situación en horas de la mañana del miércoles.

En sede fiscal, la familia Flores fue advertida que los restos encontrados posiblemente eran los de su hija, pero que aún no se tenía certeza de que fuera ella hasta que le realizaran el examen de ADN en Medicina Legal de San Salvador.

Además, se enteraron que el presunto homicida fue identificado como Wilmer Javier Zavala Gómez, de nacionalidad nicaragüense, un hombre de quien ya tenían sospechas por las averiguaciones que realizaron con amistades de su hija y por medio del sistema de video vigilancia del centro comercial donde fue vista por última vez la joven.

Problemas desencadenados por el caso

La desesperación que ha invadido el seno familiar los llevó a cerrar una discoteca y una pupusería que administraban para centrar su atención en la desaparición de Zuleyma, algo que ya les ha comenzado a pasar factura.

"Económicamente de eso dependía ya que no tenía trabajo, pero anímicamente la familia ya no se sentía bien ante la desaparición de mi hija, tuve que cerrar los dos negocios", justificó el hombre quien recordó que su hija le ayudaba en sus días libres en ambos negocios.

Al ser cuestionado por el hombre que se señala como el asesino de su hija exigió: "Que la ley le ponga el castigo que se merece". Además, aseguró que lo ha perdonado y que confía en la ley terrenal y la justicia divina para que se encarguen de castigarlo por el crimen que cometió.

Para el padre de la joven quien con los ingresos de su trabajo pretendía continuar sus estudios universitarios, desconoce cuál fue el motivo principal por lo que su compañero de trabajo la asesinó.

Comentarios