• Diario Digital | sábado, 24 de agosto de 2019
  • Actualizado 19:20

Sucesos - CASO FOREX

Familia se vio obligada a salir del país tras quedar en la ruina por tres hermanos que administran una plataforma digital

Una pareja de esposos decidió invertir los ahorros de toda una vida en una plataforma digital que solo era la carnada de tres hermanos salvadoreños que ejecutaron una gran estafa a miles de personas en todo el mundo.

Imagen de referencia
Imagen de referencia
Familia se vio obligada a salir del país tras quedar en la ruina por tres hermanos que administran una plataforma digital

Una familia no tuvo otra alternativa que irse del país luego de ser víctimas de una supuesta estafa ejecutada por tres hermanos a través de una plataforma digital en la que se presentaban como propietarios de la empresa llamada Consultor Forex y a quienes entregaron los ahorros de toda una vida.

Estela (nombre modificado por seguridad) instó a varios miembros de su familia a ser parte de la empresa a la que entregaron casi todo lo que tenían con la aspiración de recuperar el capital invertido y las ganancias prometidas para un año.

Según la ofendida, la oferta de los tres hermanos era tentadora ya que le habían prometido que por cada $1,000 que invirtieran obtendrían el 15% de ganancias mensuales, algo que al año les daría el doble de lo invertido.

En febrero de 2018, Estela junto a su esposo y sus suegros decidieron confiar su dinero a los inversores, sin embargo, más de un año ha pasado y aún siguen a la espera de recuperar el dinero invertido para iniciar con un negocio propio.

"Mis dos hijos estaban por empezar a estudiar este año y teníamos que pagar la matricula, los libros y la primera cuota, incluso, mi esposo tuvo que hacer un préstamo para pagar la colegiatura porque nos quedamos esperando el dinero y nunca lo dieron", recordó Estela.

La crisis de los inversionistas empeoró cuando ella se quedó sin empleo y tuvieron que depender del trabajo de su esposo quien trabajaba subcontratado con una empresa de tecnología de la que terminó siendo despedido.

El duro reto de una nueva vida

El dinero de la indemnización por el tiempo de trabajo del hombre y la venta de un terreno que había heredado de su madre le permitió a Estela y su familia salir del país para buscar oportunidades laborales.

Con las maletas llenas de ilusiones, los esposos y sus dos hijos viajaron al extranjero donde se han han tenido que mantenerse con los últimos recursos económicos que obtuvieron y con la esperanza de que algún día les devuelvan el dinero que invirtieron.

"Todos nuestros planes se fueron abajo, nuestra ilusión de establecer un negocio en El Salvador se había terminado", sostuvo la supuesta víctima que forma parte de una larga lista de quienes acusan de estafadores a los tres hermanos.

Sobre el período de adaptación, la familia arranca desde cero ya que aún tiene que trabajar con estar en otra cultura, el clima y los horarios. Sus hijos ya fueron matriculados en una escuela pública.

Llamado a que devuelvan el dinero

La madre de familia aprovechó para enviar un mensaje a los hermanos Rivas Álvarez ya que aseguró que estos cortaron todos los canales de comunicación que habían creado para comunicarse con ella.

Estela le pidió a Carlos José ; Gerardo Javier y José Ricardo que “no sean sinvergüenzas y que no pongan la religión mormona a la que profesan, que nos devuelvan el dinero y que no sean ladrones".

La ofendida estima que los tres supuestos estafadores ya no están en El Salvador o que la familia de estos ha actuado en complicidad y les ha ayudado a estar escondidos en algún lugar.

"Den la cara y paguen, porque hay mucha gente afectada, incluso hay parejas que hasta se divorciaron porque perdieron su dinero", remarcó la mujer quien fue estafada por los tres señalados al igual que personas de diferentes países como España, Estados Unidos, Ecuador, Guatemala y Honduras.

Comentarios