• Diario Digital | domingo, 22 de mayo de 2022
  • Actualizado 18:17

Sucesos - Nueva línea de investigación.

Abuela de alumna que parió en baños del Damián Villacorta: “Quien la tentó es un pastor, el esposo de su hermana”

La abuela de Sandra N. culpó a un pastor evangélico que vive en la misma casa donde vive la joven de “haberla tentado” y ser el padre de la niña muerta

hospital san rafael
Hospital Nacional San Rafael, Santa Tecla, donde permanece bajo custodia policial la joven estudiante acusada por sospechas de asesinato. Foto de YouTube
Abuela de alumna que parió en baños del Damián Villacorta: “Quien la tentó es un pastor, el esposo de su hermana”

El padre de la bebé que murió ahogada el jueves de esta semana en el tanque de un inodoro del instituto Damián Villacorta, es un pastor evangélico identificado como Moris, quien además es el esposo de la hermana de la joven madre. Eso es lo que toda la familia sabe pero ninguno se atreve a aceptar abiertamente.

La abuela de la estudiante es una mujer acongojada, y ella y otra nieta fueron las únicas visitas que Sandra, de 18 años, recibió este viernes en el Hospital San Rafael donde se encuentra bajo custodia policial, por el presunto asesinato de su hija recién nacida.

Con tristeza evidente, la mujer se atreve a hablar del caso antes de entrar a la visita y sus primeras palabras van en el sentido del deseo de ayudar a su nieta, quien podría enfrentar una dura pena en la cárcel.

Para la abuela, Sandra “cometió un error”, pero ella está dispuesta a perdonarla pues entiende que “no es la culpable de lo ocurrido”, sino más bien culpa al pastor evangélico que vive en la misma casa donde reside la familia, en un cantón de Santa Tecla.

“Un hijo no se hace solo, ahí se habla que quien la tentó es un pastor. Es el pastor que vive en su misma casa, que es el esposo de su hermana”, dijo la señora quien dejó claro que tiene todo el deseo de que se investigue al religioso en mención.

Moris vive bajo el mismo techo donde vive Sandra con sus tres hermanos. Él está casado con la hermana mayor de Sandra, y se dedica a la agricultura, además de ser el líder de la iglesia del cantón, donde asiste toda la familia de la joven madre por ayuda espiritual.

Antes de entrar a la visita, la abuela de Sandra expresa con evidente tristeza “yo necesito verla porque sé que está malita, alguien debe velar por ella”, dijo.

¿Quién es Sandra?

La joven estudiante, sospechosa de haber asesinado a su hija de siete meses de gestación, es una mujer sencilla dedicada a sus estudios técnicos en el Instituto Nacional José Damián Villacorta, de Santa Tecla.

La joven nació en 1998 y debido a que su padre no la reconoció legalmente, solo lleva el apellido de la madre. De recién nacida quedó a cargo de la abuela materna hasta la edad de tres años, cuando su madre llegó a vivir de nuevo con ella.

Sandra es la segunda de cuatro hermanos, y la única que alcanzó a cursar bachillerato (aunque no ha terminado), con el sacrificio que hace su madre vendiendo verduras en el mercado de Santa Tecla. Su hermana mayor no terminó la primaria y sus otros dos hermanos de 15 y 12 años, no estudian.

Según la abuela, Sandra es una joven aplicada al estudio. “Yo la veía pálida pero pensé que era porque mucho hacía deberes. Entonces le preguntaba si le pasaba algo, si estaba embarazada, y que me contara, pero siempre dijo que no le pasaba nada, que estaba bien”, narró la mujer a Diario El Salvador Times.

Una compañera de estudios expresó a este Diario que todos sabían que Sandra estaba embarazada pero que ella pasaba deprimida porque el padre del bebé le había sentenciado que no se haría cargo del niño al nacer.

En el Damián Villacorta hay otras cinco estudiantes embarazadas

El jueves, cuando sucedieron los hechos, Sandra fue al baño antes de iniciar las clases, dio a luz a una niña y la escondió con vida en el tanque del inodoro. Luego intentó regresar a sus actividades académicas pero no pudo más por el sangrado que presentaba. Entonces fue a curación en el mismo instituto, pero la enfermera, al ver la gravedad del caso, decidió que era mejor remitirla al hospital San Rafael. Ahí determinaron que había tenido un parto.

Mientras, la Cruz Roja, que fue alertada, ya se había presentado al centro educativo, sin embargo, socorristas no pudieron hacer nada por rescatar a la niña, quien falleció ahogada.

En el Damián Villacorta hay aún otras cinco estudiantes embarazadas que continúan clases con normalidad a la espera del alumbramiento de sus hijos.

Ministro de Educación dice que la mayor responsabilidad es de la familia

El ministro de educación, Carlos Canjura, lamentó el caso de la estudiante y dijo que eso lleva a una reflexión sobre el seguimiento que se debe dar a los jóvenes en temas de educación sexual. No obstante, expresó que “no debemos olvidar que más importante que el papel que juega el centro escolar es el de la familia”, destacó.

Canjura aseguró que no es responsabilidad del Ministerio de Educación el embarazo de las jóvenes estudiantes aunque reconoció que “hay un buen porcentaje de maestros que no abordan el tema sexual por temor o pudor”, pese a que hay lineamientos curriculares establecidos por el ministerio para hacerlo.

De acuerdo al ministro en este momento hay 39 estudiantes embarazadas en todo el sistema educativo.

Fiscalía ha retomado el caso de Sandra

Una vez que Sandra sea dada de alta por las autoridades hospitalarias, será internada en una bartolina o en una prisión mientras el ministerio público investiga el caso.

De momento, la línea de investigación apunta a que podría tratarse de un homicidio y de ser comprobado, podría recibir una condena de hasta 25 años de prisión.

El asunto fue consultado al diputado Ricardo Velázquez Parker, de ARENA, quien dijo no tener opinión sobre el caso en particular, pero recordó que él mismo ha propuesto ante el pleno el endurecimiento de las penas de hasta 50 años de cárcel para quienes cometan o colaboren en un aborto.

Comentarios