• Diario Digital | jueves, 20 de enero de 2022
  • Actualizado 14:47

Sucesos

Jueza de Sentencia de Sonsonate y su novio capturado por extorsión estafaron a dos víctimas por un monto de 10 mil dólares

Álvarez no es coronel, ni trabaja en la Embajada de Estados Unidos y en marzo de este año fue detenido recogiendo $5,000 dólares producto de una extorsión.

Jueza de Sentencia de Sonsonate y su novio capturado por extorsión estafaron a dos víctimas por un monto de 10 mil dólares

La Fiscalía General de la República (FGR), informó que se ha girado la orden de captura contra la jueza de Sentencia de Sonsonate, Gilda María Isabel Cabañas Hurtado, a quien se le acusa del delito de estafa agravada. 

La detención fue girada, con orden administrativa, y la denuncia fue interpuesta por dos víctimas en octubre del año pasado.

Las primeras investigaciones fiscales detallan que la jueza Cabañas Hurtado tenía una amiga a quien le dijo que invirtieran en la compra de dos retroexcavadoras y dos camiones de volquete marca Mack.

La jueza se reunió dos veces, en Metrocentro de Sonsonate, con la principal afectada para buscar la forma de participar en una supuesta subasta de maquinarias que estaba siendo promocionada por la Embajada de Estados Unidos en El Salvador.

Según la víctima, Saúl Álvarez a quien describió como "el novio" de la jueza se hizo pasar como un militar empleado de la sede diplomática. 

La Fiscalía aclaró que Álvarez no es coronel, ni trabaja en la Embajada de Estados Unidos y que en marzo de este año fue detenido recogiendo $5,000 dólares producto de una extorsión, por lo que guarda prisión en las bartolinas de Sonsonate hasta donde se le intimará para acumularle el delito de estafa.

Según la FGR, la ofendida entregó, en un primer pago, $4,000 a Álvarez en la casa de habitación de la jueza Cabañas Hurtado, ubicada en la Residencial Madre Selva de Antiguo Cuscatlán. 

Después, entregó otros $2,000 en las afueras de la Procuraduría General de la República (PGR) de Sonsonate.

La última entrega la realizó una familiar de la demandante, por medio de dos depósitos de $500 cada uno.  Hasta la fecha, no le han entregado las máquinas. 

Otra víctima, quien es un coronel y amigo de la otra víctima, también había entregado $3,000 para la compra de dicha maquinaria.

militar
 
Aclaración
 

 

Comentarios