• Diario Digital | lunes, 17 de enero de 2022
  • Actualizado 15:39

Sucesos - Juicio continuará próximo jueves

Una inocente partida de billar terminó en el confuso asesinato de un concejal de ARENA en Victoria, Cabañas

La audiencia de vista pública se ha llevado a cabo esta semana en contra del primo hermano del concejal,  quien presuntamente habría disparado de manera accidental contra él, el pasado 8 de julio de 2016.

IMG_8105
Mauricio Jonathan Benítez Díaz enfrenta un juicio en su contra por supuestamente haber asesinado por accidente a su primo.
Una inocente partida de billar terminó en el confuso asesinato de un concejal de ARENA en Victoria, Cabañas

A Fredy Ernesto García Laínez, de 39 años, lo mataron la noche del 8 de julio 2016 en el billar de su propiedad en una situación totalmente confusa y que la jueza del Tribunal de Sentencia de Sensuntepeque deberá desenmarañar, en un caso que se lleva en contra del primo hermano de la víctima, quien presuntamente lo habría matado de manera accidental.

Esa noche, Fredy –concejal de ARENA de ese municipio- llegó a su negocio como solía a hacerlo siempre. Al lugar, llegaron varios de sus amigos, entre ellos Elder Hernández, German Chávez y Adonay Rivas.

Su primo, Jonathan Benítez Díaz, de 30 años, llegó al billar alrededor de las 9 la noche. Saludó y a sus amigos más cercanos los invitó a una ronda de cervezas. 

Elder –quien es médico de profesión- contó en el juicio que Jonathan y Fredy comenzaron a bromear con sus respectivas armas de fuego. Se buscaban la cintura y hacían el ademán de sacarla, pero ninguno procedía. No pasaban de bromas.

A Elder esas bromas no le gustaban por lo que les pidió que las guardaran. Fredy las llevó a su carro y las guardó. La noche continuó como cualquier otra y las partidas de billar y las cervezas continuaron esa noche.

A las 10 de la noche, el billar debía cerrarse, por lo que alrededor de las 10:15, ya todos se iban a retirar. Jonathan le pidió a Fredy su arma, la sacó del carro y se la dio. Jonathan se despidió de todos y comenzó a caminar con German hacia su casa.

Justamente en ese momento, Elder se despidió de Fredy cuando una fuerte detonación se escuchó. El tiempo se detuvo por un instante y nadie supo qué pasó.

Una confusa muerte

“Me pegaste”, le dijo Fredy a Jonathan y se desplomó directo al suelo. De inmediato, Elder comenzó a revisarlo y vio que tenía un balazo a la izquierda del abdomen. La sangre brotaba y los viejos amigos de jugadas de billar ahora estaban asustados y confusos.

Jonathan regresó y se puso a ayudarlo. German dijo en el juicio que en ese momento sintió miedo y decidió quitarle el arma a Jonathan. “Disculpame, disculpame”, le decía el ahora imputado, mientras German salía corriendo con el arma para esconderla.

Elder y Jonathan cargaron a Fredy y lo llevaron hacia su camioneta para llevarlo al hospital. Cuando abrieron la puerta de atrás del carro vieron que estaba un asiento de bebé, por lo que decidieron viajar en el baúl.

Jonathan y Fredy se quedaron ahí, mientras Elder manejaba. Camino hacia el hospital, el carro perdió el control luego de caer en un hundimiento profundo del camino y por ese impacto, el baúl se abrió. Jonathan y Fredy cayeron al suelo.

Cuando Elder se detuvo y bajó a revisarlos, notó que Fredy ya estaba muerto. Jonathan se quebró la mandíbula. Al lugar, llegaron los cuerpos de socorro, pero ya no había nada que hacer. 

Mientras tanto, en Ciudad Victoria, German, quien se había llevado el arma, decidió entregársela a Adonay –hermano de la novia de Jonathan- quien decidió esconderla en la canaleta del techo de su casa.

Sobre el proceso

Este caso, se está ventilando en el Tribunal de Sentencia de Sensuntepeque y se tiene programado que finalice este jueves 15, luego de tres días de audiencia llena de complejas exposiciones y largos debates.

La querella, representada por Miguel Ángel Flores Durel, pidió que se anulara todo el proceso debido a que en la etapa de instrucción se sacaron varias pruebas sin seguir el debido proceso. Sin embargo, la jueza no aceptó la petición.

Flores Durel que representa los intereses de la familia de Fredy montaron una protesta pues señalaron que ha habido algunas irregularidades en el proceso; sobre todo, porque rechazan que la jueza cambió la tipificación del delito de homicidio simple a homicidio culposo. En el juicio, Flores Durel volvió a pedir que se cambiara la tipificación.

La defensa alega que los hechos ocurrieron por un accidente. El abogado aseguró que su cliente al hacerle la prueba del alcotest unas nueve horas después del hecho presentaba más de 200 grados de alcohol, lo que equivale a 12 o 15 cervezas. Por lo que su cliente no estaba consiente.

Asimismo, aunque la querella destacó que hubo una intención de ocultar el arma, el abogado defensor sostuvo que las pruebas de barrido de pólvora dieron negativo y como ningún testigo pudo ver que Jonathan disparara, había una duda razonable de cómo sucedieron los hechos.

Luego de los alegatos finales, la jueza determinó suspender la vista pública y reprogramarla para el próximo jueves 16, para que comparezca el médico forense que examinó el cuerpo de Fredy. 

La juzgadora explicó que tiene varias dudas médicas; por ejemplo, si en la muerte de Fredy pudo haber influido la caída que tuvo del vehículo en marcha.  

OTRAS NOTICIAS QUE NO TE PUEDES PERDER

Comentarios