• Diario Digital | lunes, 16 de septiembre de 2019
  • Actualizado 06:17

Sucesos - SAN MIGUEL

Arrestan a madre e hijo por colaborar con pandilleros para extorsionar en San Miguel

Son acusados de extorsión agravada, la PNC aseguró que tienen cuentas bancarias que eran usadas por delincuentes para remesar efectivo producto de las amenazas.
Madre e hijo fueron detenidos por extorsión. Foto cortesía PNC.
Madre e hijo fueron detenidos por extorsión. Foto cortesía PNC.
Arrestan a madre e hijo por colaborar con pandilleros para extorsionar en San Miguel

María del Rosario Guzmán Amaya, de 45 años, y su hijo José Noé del Cid Guzmán, de 21, fueron arrestados por investigadores de División Élite Contra Crimen Organizado (DECO) de la PNC por el delito de extorsión agravada.

Según fuentes policiales, madre e hijo son investigados por tener cuentas en un banco y en una cooperativa de ahorro, cuyas agencias se encuentran ubicadas en el municipio de Moncagua, San Miguel, a las que pandilleros hacían llegar depósitos de dinero producto de las amenazas de muerte que realizaban contra una víctima.

En ese sentido, tanto el joven como su progenitora fueron perfilados por la Policía como colaboradores de la pandilla 18 a los que la Fiscalía giró órdenes administrativas para su captura.

Víctima interpuso la denuncia

De acuerdo con la información proporcionada por la PNC, las investigaciones del caso iniciaron tras la privación de libertad de una persona ocurrida en febrero de 2016 en Chapeltique, San Miguel, que se dirigía hacia San Martín (procedente de Honduras) a visitar a unos parientes.

Un grupo de delincuentes exigieron a la víctima hacer depósitos a cuentas bancarias que estaban a nombre de la madre y su hijo (ahora detenidos).

“Durante la investigación realizada no se configuró el delito de secuestro, pero sí el de extorsión, razón por la cual las ordenes administrativas fueron emitidas por la Fiscalía por extorsión agravada”, dio a conocer la PNC.

Las autoridades no detallaron las cantidades de dinero que fueron remesadas por parte de la víctima.

Comentarios