• Diario Digital | jueves, 18 de abril de 2024
  • Actualizado 13:26

Sucesos - El crimen ocurrió en 2014

Mareros vengaron la muerte de un compinche matando a un policía inocente

Dos sujetos fueron condenados por haber participado en este homicidio. Al que ordenó matar al policía, le dieron 40 años de prisión y a uno de los que dio vigilancia le dieron 26 años y seis meses.

IMG_9090
Estos son los sujetos que enfrentaron un juicio en su contra por el homicidio de este policía en 2014. Foto: Centro Judicial.
Mareros vengaron la muerte de un compinche matando a un policía inocente

Los mareros del proyecto Santa Teresa, de San Martín, estaban indignados la tarde del 10 de septiembre de 2014, luego de enterarse que uno de sus miembros había muerto tras enfrentarse a balazos con unos policías que andaban patrullando la zona.

El sujeto venía huyendo cuando se encontró con la patrulla. Los policías le hicieron los comandos verbales para que se detuviera, pero este en lugar de obedecerles les disparó. Ellos respondieron también con sus armas de fuego. El marero quedó tendido en lugar.

Cuando los mareros de la zona se dieron cuenta, solo había un camino: buscarían venganza. El palabrero decidió que tomarían la vida de un policía que vivía en la zona, en el pasaje 18 E del proyecto Santa Teresa.

“El Palo” y “Cejas”, ambos palabreros de la zona, reunieron a sus compinches y les comunicaron la decisión a eso de las 2 de la tarde de ese 10 de septiembre. Les dijeron que más tarde les comunicarían cómo sería el asesinato.

Alrededor de las 4 de la tarde, comenzaron a repartir tareas. “El Poleada” y  “El Isa” iban a ser los encargados de dispararle a José Tomás Rivas Arias, el policía que moriría al día siguiente en venganza.

Luego, destinaron a “El Cuchito” para que sea quien lleve las armas de fuego y al “Chele” para que sea quien dé aviso cuando el policía salga de su casa. Y otros dos sujetos servirían de poste. Uno de ellos fue el que finalmente criterió la Policía para conocer sobre el hecho.

Finalmente, el crimen se llevaría a cabo en la mañana, cuando el policía saliera de su casa para el trabajo.

Y así fue. La víctima salió alrededor de las 7:40 de la mañana y cuando se conducía por la calle el Pregón, frente a la iglesia católica del Proyecto Santa Teresa. Ahí “Iza” y “El Poleada” le asestaron cinco balazos en el rostro y en el tórax. El policía quedó tendido en el suelo y murió de inmediato.

Sobre las condenas

Por este caso, fueron judicializados dos sujetos en el Tribunal Cuarto de Sentencia de San Salvador. Estos mareros fueron encontrados culpables gracias al testimonio que brindó en el juicio el testigo criteriado “Clave Comanche”, quien participó como poste en este caso, y dio los nombres y detalles de cómo sucedieron los hechos.

Finalmente, se logró la condenada de dos de los que participaron en el crimen. El primero de ellos es “El Palo”, a quien se identificó como Carlos Enrique Meléndez Martínez, quien por haber sido quien dio la orden de matar al policía fue condenado a 40 años de prisión.

El segundo al que condenó fue a José Antonio Gonzales Giménez, uno de los que sirvió como vigilante, a quien se le impuso una pena de 26 años y seis meses por ser cómplice no necesario en el hecho.

Comentarios