• Diario Digital | sábado, 06 de junio de 2020
  • Actualizado 01:25

Sucesos - CAPTURADO

Mataba a los maridos de sus esclavas para cobrar cuantiosos seguros de vida en Soyapango

El hombre había sido capturado por portar un arma de fuego de forma ilegal y cuando revisaron su historial descubrieron que era miembro de una red de tratantes de personas.

Fotografía FGR
Fotografía FGR
Mataba a los maridos de sus esclavas para cobrar cuantiosos seguros de vida en Soyapango

Un hombre fue detenido en Soyapango por portar un arma de fuego ilegal y las autoridades descubren que tenía una orden de captura vigente por ser miembro de una red de tratantes de personas. 

Según la Fiscalía General de la República (FGR), el detenido es Wilber Javier Cáceres Benítez, un cabecilla de la “Mara Salvatrucha”, que fue detenido el 30 de junio en Soyapango. 

A Benitez lo procesarán por el delito de trata y tráfico ilegal de personas en la modalidad de matrimonio forzado luego de que la Policía confirmara que se trata de un miembro de una red de tratantes.

En el pasado mes de febrero, la Fiscalía ordenó la captura de varios miembros de esa red criminal en un operativo que fue denominado como el caso de las "Viudas Negras".

La investigación de la FGR ha arrojado que los miembros de esa red obligaban a sus víctimas a casarse con hombres que luego aparecían muertos para luego obligarlas cobrar cuantiosas sumas de dinero en seguros de vida.

Según la fiscal del caso, el detenido era quien "amenazaba de muerte" a sus víctimas apuntándoles con un arma de calibre 45 mientras les mostraba fotografías de sus familiares a quienes decía iba a asesinar si no cumplían con las órdenes.

La mujeres o víctimas eran reclutadas a la red bajo engaños ya que les ofrecían trabajos domésticos, pero luego las obligaban a elegir al hombre con el que se casarían para luego aprovecharse de ellos.

El caso que ya está siendo judicializado cuenta con dos testigos con régimen de protección que dicen ser víctimas de esta red quienes detallen los vejámenes a los que fueron sometidos.

Una de las testigos, quien es identificada por el nombre ficticio de Mónica, denunció en el año 2016 que la obligaron a casarse con un sujeto llamado Melvin Reyes, quien apareció muerto en los siguientes días. Luego la habrían forzado a denunciar el caso para realizar los trámites necesarios para cobrar el seguro de vida.

La misma historia es la que vivió la otra testigo quien además fue sometida a explotación sexual con tal de lograr sus objetivos.

Por el caso también son procesados Karla Jennifer Flores Acosta, María Cristina Flores de Cruz e Isabel del Carmen Méndez Dueñas quienes son acusados de trata de personas agravada, proposición y conspiración en el delito de homicidio agravado, estafa agravada y agrupaciones ilícitas.

Se espera que la audiencia preliminar sea programada en los próximos días.

Comentarios