• Diario Digital | jueves, 20 de enero de 2022
  • Actualizado 14:49

Sucesos - Según fiscalía

Mujer asesinó a su esposo porque sospechaba que le era infiel y ella además cobraría un seguro millonario

La fiscalía sostiene que la sospechosa contrató a unos pandilleros para que acabaran con la vida de su marido y que pretendía cobrar un seguro millonario pero tal póliza nunca existió.

gasolinera
Imagen de referencia
Mujer asesinó a su esposo porque sospechaba que le era infiel y ella además cobraría un seguro millonario

Una mujer está siendo procesada por el asesinato de su esposo para lo cual habría contado con la ayuda de dos de sus hermanos en venganza por una infidelidad, y además tenía previsto cobrar un seguro de vida “millonario”, según la Fiscalía General de la República.

Los acusados aseguran que no tienen nada que ver en el crimen y que el hombre, un vendedor de tomates al mayoreo en el mercado La Tiendona, fue asesinado por unos pandilleros luego de departir y discutir con estos afuera de una gasolinera.

Las investigaciones policiales señalan, sin embargo, que en octubre de 2014, Sandra, al enterarse de una infidelidad de su esposo ideó un plan para acabar con la vida de este, y contó con la ayuda de sus hermanos quienes fueron los encargados de contactar a unos pandilleros para llevar a cabo el plan.

La mujer y sus hermanos son señalados por las autoridades de haber pagado a dos pandilleros, Cristian y Henry, para asesinar a Víctor, el esposo.

El 16 noviembre de 2014, Víctor llegó como de costumbre a llenar el tanque de su carro, a la estación de servicio de “La Garita”, ubicada en la calle Concepción y final 5 de Noviembre de San Salvador, junto a él estaba su cuñado Carlos y otros dos sujetos más que recién habían terminado de jugar un partido de fútbol en una cancha de la zona.

Según testigos, los hombres se sentaron a departir con bebidas alcohólicas y luego de casi dos horas iniciaron una discusión en la que se escucharon varios disparos.

Luego de las detonaciones los dos futbolistas salieron rumbo al mercado La Tiendona, mientras que Carlos y Víctor buscaron refugio en una llantería.

Pasados unos minutos, estos dos últimos regresaron al lugar, e incluso el empleado de la gasolinera dijo haber visto al comerciante recoger casquillos de bala que disparó en la discusión sostenida.

Después de recogerlos se volvieron a escuchar otros disparos, pero esta vez fueron dirigidos a Víctor quien quedó herido de gravedad. Carlos, el cuñado que lo acompañaba, lo llevó a un centro médico donde murió a causa de las heridas.

No existía un seguro de vida

La fiscalía insiste en que todo era parte de un plan de la esposa de Víctor para hacer creer que lo mataron luego de una discusión común con pandilleros y al mismo tiempo aprovecharía para cobrar un seguro de vida por varios cientos de miles de dólares que supuestamente tenía el comerciante.

Las autoridades que procedieron con las investigaciones encontraron que la póliza de seguro de vida por la que se habría originado el crimen pasional no existe.

Según la parte acusadora, Carlos habría provocado que su cuñado llegara a la gasolinera donde sería ejecutado por dos pandilleros que llegarían aparentemente de forma casual.

Por su lado, los hermanos y la viuda sostienen que la fiscalía ha basado sus acusaciones en las entrevistas que realizó la policía a unos pandilleros que serían los culpables de haber asesinado al hombre.

El juicio se llevaría a cabo esta semana, sin embargo, el testigo clave no se presentó a rendir declaración por lo que el juez del tribunal Tercero de Sentencia suspendió la audiencia hasta el 3 de febrero próximo.

Comentarios