• Diario Digital | domingo, 25 de febrero de 2024
  • Actualizado 16:58

Sucesos - En un accidente de tránsito

Pagará $5,000 tras dejar cuadrapléjico a su amigo

Además, fue condenado a dos años de prisión, pero tendrá medidas alternativas a la detención. Sin embargo, estará arrestado hasta que pague el monto exigido por el juez.

Ronald Luna
Ronald Luna deberá pagarle $5,000 a su amigo para recuperar la libertad, pues se le condenó a dos años de prisión.
Pagará $5,000 tras dejar cuadrapléjico a su amigo

La madrugada del 22 de febrero de 2015, Ronald Luna decidió darle un aventón a sus dos amigos Evelyn Vázquez y a Alexander Ruano cuando salían de una fiesta en la que los tres se habían pasado de tragos.

Sin embargo, minutos más tarde, un accidente de tránsito dejaría a Alexander cuadrapléjico y con su vida truncada, algo que un juez valoró con una responsabilidad civil de $5,000.

Alexander tenía 28 años cuando la noche del 22 de febrero decidió ir a visitar la casa de Walter, un viejo amigo, en la Residencial la Gloria, en Mejicanos, donde habían preparado un asado y departieron con varios amigos por varias horas.

Recuerda que esa noche comieron y bebieron bastante, de hecho, aseguró que pasaron desde las nueve de la noche hasta alrededor de las tres de la mañana consumiendo bebidas alcohólicas. Sin embargo, una discusión con un amigo por un mal negocio lo había llevado a sentirse incómodo y desear irse.

Él llegó en su vehículo, pero al salir del lugar se sintió demasiado ebrio para conducir. Justo en ese momento, Ronald se le acercó y le dijo: “Si querés te doy un aventón, pero voy a mi negocio”. Él sabía que Ronald tenía un autolote frente a Plaza Merliot, por lo que la oferta le pareció tentadora. “Me siento más cansado que tomado. Vámonos”, le dijo.

Se les sumó Evelyn y se fueron del lugar. Unos 40 minutos más tarde, Alexander quedó tendido en el asiento de atrás de esa camioneta semidestruida, pues alrededor de las 3:45 de la mañana, la camioneta Hyundai Santa Fe en la que se conducían se estrelló en el kilómetro 17 y ½ en un poste del tendido eléctrico.

Ronald y Evelyn salieron con golpes leves, pero Alexander, quien iba en el asiento trasero de la camioneta, se llevó la peor parte.

El mismo Ronald lo llevó al hospital con gravedad. Al llegar, los médicos lo atendieron para estabilizarlo, pero el diagnóstico fue una sentencia para Alexander: había quedado cuadrapléjico, es decir que no tenía ni movilidad ni sensibilidad del cuello hacia abajo.

La familia de Alexander se sintió ofendida y cinco meses después del accidente, cuando ya el joven estaba más recuperado decidieron levantar una denuncia en contra de Ronald por lesiones culposas.

El juez encontró culpable a Ronald del delito, aunque no hubo como comprobar que estaba en estado de ebriedad cuando ocurrió el accidente porque los exámenes se hicieron varios meses después. Sin embargo, tomó con verídico el testimonio de Alexander.

Así a Ronald se le decretaron dos años de prisión. Sin embargo, se le suspendió la pena porque es una pena menor de tres años. Además, para la responsabilidad civil, la Fiscalía no pudo determinar un monto por todos los daños y el juez tomó como base la acusación que hizo el padre de la víctima cuando calculó que durante esos cinco primeros meses del accidente había gastado alrededor de $1,500 mensuales. Por esa razón, la responsabilidad civil la fijó en $5,000.

Alexander, junto a su padre, salieron de la audiencia pública con un sabor agridulce, pues ese monto no sufragará todos los gastos que este joven tendrá ahora que ha quedado postrado en una silla de ruedas de por vida.

Comentarios