• Diario Digital | viernes, 30 de septiembre de 2022
  • Actualizado 12:25

Sucesos - Pandilleros pasarán largo rato en la cárcel

Policía frustra secuestro al interceptar carro donde llevaban a las víctimas

La policía detectó un auto con reporte de robo en los alrededores de residencial San Luis, y al hacerle parada se descubrió que adentro iban dos víctimas que iban a ser asesinadas.

Mareros
Policía frustra secuestro al interceptar carro donde llevaban a las víctimas

Dos personas que estaban en poder de pandilleros fueron rescatadas por un procedimiento que se realizó gracias al reporte de robo que tenía el vehículo en el que los delincuentes los llevaban para, supuestamente, ejecutarlos.

Miembros del grupo Halcones del 911 de la Policía Nacional Civil (PNC) frustraron una privación de libertad y posible ejecución de dos hombres que estaban en poder de pandilleros que operan en el municipio de Ayutuxtepeque.

De acuerdo a la investigación fiscal, tres mareros de la 18 fueron interceptados por los agentes de la PNC debido a que se conducían por los alrededores de la colonia San Luis en un carro que tenía reporte de robo.

Los procesados fueron identificados como Jesús Alfredo Figueroa Cortez, Ricardo Alberto Rodríguez Quinteros y David Eliseo Iraheta Franco, a quienes se les atribuyen los delitos de privación de libertad, robo agravado y tenencia ilegal de armas de fuego.

Según el relato de Juan y Napoléón (nombres cambiados por protección de identidad), ellos se encontraban en la zona de Santa Elena, La Libertad, y abordaron un microbús de la ruta 44 pensando que este se dirigía hasta el centro de San Salvador.

Su mala orientación en la ruta de la unidad del transporte público los llevó al punto de microbuses de dicha ruta en la colonia Santísima Trinidad, la que está asediada por las pandillas.

Los mareros al notar que los dos hombres no eran de la zona los abordaron y les decomisaron la cartera para verificar la zona en la que vivían, la cual es en una zona donde operan pandilleros contrarios.

Ante esto los delincuentes obligaron a sus víctimas a ir junto con ellos a diferentes puntos de San Salvador a bordo de un carro Nissan Sentra 2008, que había sido robado cerca de la Universidad de El Salvador.

El monitoreo a través del sistema de video vigilancia alertó a las autoridades que montaron un operativo en la zona el cual terminó con el carro chocado contra un árbol en un parque de la colonia Centro América.

En un primer momento los agentes reportaron la captura de cinco delincuentes, pero minutos después el reporte se modificó ya que dos de estos correspondían en realidad a dos víctimas quienes habían sido privadas de libertad por los otros 3 que iban en el auto.

Posterior a la captura y la incautación del vehículo, se realizó el citatorio al dueño del vehículo quien logró identificar a uno de los sujetos que a punta de pistola lo despojó de su carro.

De igual manera, las autoridades reportaron el decomiso de dos armas de fuego que no contaban con el permiso legal para su portación. 

El juez del tribunal Tercero de Sentencia estableció una pena de 4 años de prisión para Rodríguez, 8 para Figueroa y 12 para Iraheta, quienes estuvieron presentes en el proceso a través del sistema de videoconferencia.

Comentarios