• Diario Digital | lunes, 24 de enero de 2022
  • Actualizado 22:02

Sucesos - Tres sujetos enfrentan juicio por este caso

Policía que vivía en La Campanera le pidió a su hijo que lo acompañara sin pensar que serían acribillados

Luego de tres ocasiones en que se ha suspendido esta audiencia, se espera que se celebre el próximo 7 de julio, ya que uno de los acusados ese día cumple el límite de dos años para estar en prisión.

CJRRKWHUwAAuGlB
Policías en un operativo en La Campanera. Foto: @_RoxanaRuiz
Policía que vivía en La Campanera le pidió a su hijo que lo acompañara sin pensar que serían acribillados

La tarde del pasado 6 de julio de 2015, el oficial Edenilson Antonio Aguilar Veliz estaba de licencia y descansaba en su casa junto a su compañera de vida y su hijo de 17 años Brandon Alexis Aguilar Estrada en comunidad La Campanera, Soyapango.

A eso de las 3:40 el calor arreciaba, decidió quitarse la camisa y salir al patio del frente de su casa para reparar su motocicleta. Ahí estaba, cuando observó frente a él a “El Chino”, un reconocido pandillero de la 18 Sureños que también vive en la zona. Desde el otro lado del pasaje, lo observaba y le hacía señas para que llegara.

Edenilson entró a su casa y le dijo a su compañera de vida que el “Chino” lo estaba llamando. Cuando ella le preguntó qué era lo que quería, le dijo que solo quería preguntarle algo. Pero el oficial estaba dudoso, sentía una espina que no lo dejaba tranquilo. “¿Será que me llevó el cuete?”, le preguntó a su mujer, pero ella solo le dijo que ahí viera él.

En el último momento decidió no llevarla. La dejó en el gavetero plástico del cuarto. Le pidió a su hijo que lo acompañara y ambos salieron de su casa por última vez.  

“¡Quiúbo!”, le dijo “El Chino” cuando los vio. “¡Quiúbole!”, le contestó el oficial. Cruzaron un par de palabras más y comenzaron a caminar hacia dentro del pasaje L, donde el policía vivía. Su hijo y él caminaban por delante, “El Chino” los custodiaba de cerca, camina tras ellos mientras se empinaba una botella de jugo de naranja.

Al llegar al final del pasaje, en las cercanías de la cancha de basquetbol, dos pandilleros les salieron al paso. Uno era “El Tamal”, al otro no lo conocían, pero los brazos totalmente tatuados lo delataban como pandillero. Ahí, los sujetos sacaron sus armas y comenzaron a dispararles.

A Edenilson lo mataron seis disparos en la cabeza, a su hijo le dieron siete. Quedaron tirados en el suelo, mientras sus atacantes salieron corriendo hacia un barranco cercano. Al “Chino” lo vieron corriendo con un arma de fuego tipo pistola en la mano derecha.

Ese mismo día, en unos sembradíos que se encuentran al costado oriente de la colonia San Francisco, de Soyapango, fue capturado Pedro Antonio López Orellana, alias “Duende”, de 27 años, quien presuntamente había participado en el homicidio

Fue hasta el 4 de septiembre de ese mismo año que fue capturado Israel Antonio Pérez García, alias “El Chino”, de 23 años. Al tercer sujeto, identificado como Jorge Alexander Flores Arteaga, alias “Tamal”, de 20 años de edad, lo capturaron el 14 de junio de 2016.

Nueva fecha de juicio

Ahora este caso se conoce en Tribunal Sexto de Sentencia de San Salvador. El juicio en contra de estos tres sujetos se ha aplazado en tres ocasiones.

Luego del auto de apertura a juicio, la audiencia se programó para el 17 de agosto de 2016. Luego se programó para el 16 de enero de 2017. La última suspensión se hizo el pasado 12 de junio.

En un primer momento se había señalado la nueva fecha para el 16 de octubre de 2017. Sin embargo, la Fiscalía General de la República presentó un escrito ante el tribunal para pedir que se reprogramara la audiencia antes, debido a que hay uno de los imputados a los que se le vence el plazo de detención de dos años el próximo 7 de julio.

De igual forma, hay un segundo sujeto al que se le vence en septiembre, por lo que si el juicio se dejaba hasta octubre, dos de ellos tendrían que ponerse en libertad.

Por esa razón, se estipuló una nueva fecha para el próximo 7 de julio.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios